Connect with us

Opinión

El día que perdimos el rumbo

Por: Oscar Hawkins

El nacimiento de nuestro partido nace del movimiento Nuevo Panamá que lideraban entre otros Don Gerardo Gonzalez y Ascanio Villalaz Paz ambos ya fallecidos, partiendo de la base de los movimientos populares de avanzada social los cuales estaban en boga en nuestro continente a finales de los años sesenta y principios de la década del 70. Esta breve mención la hago por aquello del estigma del nacimiento “manu militari” del partido ya que es importante mencionar que mas allá de ser el denominado brazo militar de la revolución, el PRD nace con el movimiento de la intelectualidad popular en la búsqueda de identidad y comprometidos a un autentico proceso de recuperación de la soberanía nacional.

Copartidarios y amigos lo sugerente del título de este articulo nos debe llevar a la reflexión, hacer un mea culpa de la situación partidaria actual y de seguir así las graves consecuencias que esto acarrea en el futuro de nuestro colectivo, puesto que la perdida de ideología, valores, ideales y principios fundamentales están a la orden del día y amenaza con arrastrarnos cual Tsunami, al ostracismo de las preferencias electorales si no se retoman los lineamientos que hemos descrito y se adoptan medidas necesarias para detener el electoralismo y la falta de debate interno ya que como hemos advertido en pasados escritos dentro del partido no está imperando la aristocracia del conocimiento sino mas bien la fuerza avasalladora del dinero y el mantenimiento del status quo de las actuales estructuras de poder interno en detrimento del anhelado “Relevo Generacional”.

Estos lastres a los cuales me refiero son primordialmente responsabilidad de aquellos que ayer pregonaban pensamientos e ideales de soberanía, revolución progresista, ideología pragmática e incluso igualdad social pero al final se dedicaron a conservar cuotas de poder y minar el campo a los nuevos cuadros que venían subiendo ya que se olvidó muchos de los postulados básicos que ellos mismos defendieron entre ellos la preparación de relevos, el intercambio de ideas y el fortalecimiento de la consulta como método de actualización ideológica y doctrinal.

Otro granito de culpa lo tenemos los propios miembros de la juventud, que como relevo no hemos tenido los pantalones de reclamar espacios nos hemos vuelto timoratos y meras porristas de las diferentes administraciones tanto de gobierno como partidaria, en pos de prebendas y canonjías dentro del paragua gubernamental. ¿Cómo es posible que a casi 6 años del último congreso del frente no se haya elegido una nueva dirigencia nacional? Por el contrario se rebajo la edad del frente en el último congreso nacional y se castro a una generación dentro del mismo, luego nos preguntamos porque la juventud se encuentra embelesada con los cuentos de sirena del candidato representante del más acérrimo conservadurismo y tradicionalismo político del país. Con tristeza observamos como los cuadros políticos que van emergiendo en especial los más jóvenes, no pasan de ser más que meros porristas y alabarderos de las acciones positivas y negativas de la pirámide dirigencia de turno.

Es nuestro deber en estos momentos imprimir el mayor dinamismo para llevar al solio presidencial a la compañera Balbina ya que además de presentar la más coherente y ordenada plataforma de gobierno amen del conocimiento de la materia publica que nos permita mantener los niveles de crecimiento y estabilidad económica sin dejar pasar por alto la deuda social, pero esto no implica que adoptemos como miembros del colectivo una actitud leseferista donde pasemos la mirada hacia la actual conducción en especial a los mandos medios del partido que no permiten el crecimiento ni la participación de los cuadros emergentes y profesionales que colaboren con la aristocracia de su talento en el mejoramiento tanto del partido al nivel de debate interno así como en la administración pública ya que el colectivo como sociedad requiere una transformación lo que ya que es un grito a voz en cuello “la misma gente en su mismo ambiente” y esto nos trae solo agotamiento y saturación.

Mención especial al cambio de estructura que debemos manejar a lo interno ya que nos estamos convirtiendo en rehenes a todos los niveles electorales de los denominados concejales o representantes ya que son el eslabón mas electorero, clientelista y aberrante de la política nacional, ya que han logrado enquistarse y lograr a punta de los males antes mencionados ser estructura de presión y coacción a todos los niveles políticos del país y nosotros como colectivo mayoritario nacional no escapamos de esta realidad.

Sirva esta oportunidad para lograr que la Ing. Herrera logre los cambios estructurales al llegar a la más alta magistratura de la nación, ya que a nuestra humilde consideración se han trazado las avenidas en este quinquenio, sirva entonces los próximos cinco años para trazar las vías aledañas que permitan los caminos para lograr las equidades y las oportunidades para todos de lo contrario y en espera de equivocarnos profundamente, a nuestro entender “Que el señor supremo, nos agarre confesados”.

Nota Importante: Todos los comentarios vertidos libremente en cada uno de los artículos publicados en este sitio web, por los visitantes, no son responsabilidad de TuPolitica.Com. TuPolitica.Com es un medio libre de expresión para todas las diferentes tendencias políticas que tengan a bien expresarse en Panamá. Es por eso que este es un medio libre y bajo ninguna circunstancia se debe entender que los comentarios publicados por los visitantes en cada uno de los artículos en este medio, son responsabilidad de TuPolitica.Com o de sus anunciantes. De igual forma los artículos de Opinión, son responsabilidad única y exclusiva de sus autores. Para consultas: info@tupolitica.com. Copyright © 2007-2020 Tupolitica.com