Connect with us

Cambio Democratico

Martinelli es incapaz de darle Democracia a su propio Partido

Por: Fernando Augusto Royo

Concluyeron las primarias de Cambio Democrático (CD), acontecimiento que algunos ciudadanos esperaban para definir por quien votar. Algunos que intentan tapar el sol con un dedo diciendo “eso también pasa en los otros partidos”, proponen que lo que paso en esas primarias se tomen como si nada, de no ser porque precisamente todo eso confirma la profunda contradicción entre lo que es real y el doble discurso político. Para mucha gente pensante es evidente que ese partido esta compuesto precisamente por “políticos tradicionales”, no es tan fácil como tratar de minimizar los hechos. Una correcta lectura política de las primarias de CD sin apasionamiento, incluiría:

1. Serias deficiencias de organización y logística le impedirían a la alianza CD/UP manejar una elección a nivel nacional. En los centros urbanos de las ciudades de Panamá y Colón lo hicieron más o menos bien, San Miguelito fue un completo desastre, en circuitos semi-urbanos y rurales hubo un manejo muy deficiente y deben ser honestos en admitirlo, ni hablar de la cantidad de personas que concurrieron a votar. ¿Y el resto del país que? Un residente del interior nos dice que no se celebraron primarias en un circuito en donde la población electoral alcanza aprox. los 22,000 electores. Un diario local con sobradas razones ha tildado de maleantes a los protagonistas de lo que llamo “sucesos bochornosos”.

De seguro a usted estimado lector no le sorprende ese ejercicio “democrático” que incluyo serias irregularidades en las mesas de votación como compra de votos, agresiones físicas, robo de urna, cierre de recintos de votación a causa de los disturbios, baterías que indicaban previamente por quien votar, entre otras bellezas, todo ello denunciado por los propios copartidarios de CD.¿Como seria CD en un escenario real enfrentando a la experimentada maquinaria política del PRD? La respuesta ya la dieron en las primarias.

2. Martinelli es un candidato que se publicita masivamente como el cambio y acusa a otros de ser “tradicionales”, pero es incapaz de darle democracia a lo interno de su propio partido. Parece que según este candidato, no hay nadie con suficiente capacidad para enfrentarlo en una primaria, pero se niega rotundamente a demostrarlo. ¿Qué los diferencia del actual partido en el poder? ¿Puedo yo confiar en el supuesto compromiso del candidato de CD, sus intenciones y su capacidad? ¿Puede usted confiar en la gente que compone ese partido y los que rodean a ese candidato?

Todo lo anterior, aunado a la enfática negativa de Martinelli de darle al pueblo una interpartidaria como sabiamente le invitó Juan Carlos Varela, revela claramente quién es el del doble discurso y quien realmente representa el cambio. Ciudadanos: El voto que definirá el futuro de nuestros hijos no podemos malgastarlo alegremente. Necesitamos depositar nuestro voto en una persona en quien podamos confiar. Necesitamos a una persona que represente los valores de la ciudadanía, que represente a una verdadera oposición y que lo avale un partido organizado, con experiencia dinámica y eficiente.

Nota Importante: Todos los comentarios vertidos libremente en cada uno de los artículos publicados en este sitio web, por los visitantes, no son responsabilidad de TuPolitica.Com. TuPolitica.Com es un medio libre de expresión para todas las diferentes tendencias políticas que tengan a bien expresarse en Panamá. Es por eso que este es un medio libre y bajo ninguna circunstancia se debe entender que los comentarios publicados por los visitantes en cada uno de los artículos en este medio, son responsabilidad de TuPolitica.Com o de sus anunciantes. De igual forma los artículos de Opinión, son responsabilidad única y exclusiva de sus autores. Para consultas: info@tupolitica.com. Copyright © 2007-2020 Tupolitica.com