Connect with us

Partido Panameñista

Arnulfo Arias en el marco de la semana Panameñista

Autor: Lic. Enrique De Obaldía – Abogado.

El Dr. Arnulfo Arias Madrid nace el 15 de Agosto de 1901 en Penonomé, Provincia de Coclé, al fragor de la “Guerra de Los Mil Días”, en el hogar campesino formado por Antonio Arias Castillo y María del Carmen Madrid. Su infancia se desarrolló a la usanza de la época, entre la humilde vida campesina de Río Grande y la cercana Ciudad de Penonomé, en donde realizó sus estudios primarios en el Colegio Hermanos Cristianos en San Juan Bautista.

A los 12 años, gracias a los esfuerzos de sus progenitores y estimulado por el ejemplo de su hermano Harmodio quien ya cursaba estudios universitarios fuera del país, ingresa al Harwick College de Nueva York de donde continúa sus estudios en la Universidad de Chicago, obteniendo el título de Licenciado en Ciencias. Luego ingresa a la Escuela de Medicina de la prestigiosa Universidad de Harvard, en Boston, Massachussets, que le otorga en 1925 el título en Medicina y Cirugía.

De regreso a su patria se incorpora al servicio médico del Hospital Santo Tomás, abrió su clínica particular, fue profesor de Higiene en los colegios secundarios de la época, Médico Escolar, Jefe de Cirugía y Ginecología en el Hospital Santo Tomás.
En 1927, contrae matrimonio con Doña Ana Matilde Linares Herbruger. En 1930 fue electo Presidente de la Asociación Médica del Hospital Santo Tomás.

En 1925 el Dr. Arias presencia la intervención militar del ejército de los Estados Unidos, la cual sofoca la Huelga Inquilinaria con saldo de muertos y heridos., estos acontecimientos impactan el sentimiento nacionalista del Dr. Arias y lo impulsan a formar parte de la Sociedad Acción Comunal.

Para aquellos años el País sufría un grave estado de descomposición política, económica y social, producto de la estructura semi-colonial impuesta por el antinacional Tratado Hay – Buneau Varilla de 1903., situación que aprisionaba el crecimiento y progreso de la Nación.

Producto de esta realidad es que el 2 de Enero de 1931, y pese a los peligros de una intervención norteamericana prevista por la Constitución y el Tratado del Canal., Acción Comunal ejecuta un golpe de Estado en contra del Presidente Florencio Harmodio Arosemena, logrando su derrocamiento.

La participación del Dr. Arnulfo Arias fue preponderante y fundamental en la ejecución de la Revolución Libertaria del 2 de Enero de 1931., ya que se convirtió en uno de los dirigentes más aguerridos y determinantes en el accionar armado de ese golpe de Estado. Al Dr. Arias le correspondió dirigir las operaciones y, especialmente, jefaturar la toma del Palacio Presidencial.

Después de la Gesta Heroica de Acción Comunal, el Dr. Arnulfo Arias durante la administración del Dr. Ricardo J. Alfaro (1931-1932) y de su hermano Dr. Harmodio Arias Madrid (1932-1936), ocupó importantes cargos públicos, al ser designado Ministro de Obras Públicas y de Salud.

En reconocimiento a sus contribuciones a la campaña electoral de 1936, el Presidente Juan Demóstenes Arosemena designó al Doctor Arnulfo Arias Enviado Extraordinario ante los gobiernos de Francia, Inglaterra, Suecia y Dinamarca, fijando a París como sede de su misión diplomática. Durante su estadía en Europa, que se prolongó de 1936 a 1939, fue, además, delegado de Panamá ante la Sociedad de Naciones que funcionaba en Ginebra, Suiza y Enviado Especial a la coronación del monarca británico Jorge VI.

En Europa, Arias tomo contacto con las ideologías entonces en boga y que tenían una gran carga nacionalista. Estas manifestaciones patrióticas deslumbraron a Arias. Igualmente lo impresionó la legislación social de avanzada que se practicaba en casi todas las naciones del viejo continente.

De esta experiencia, aprovechó para estudiar diferentes formas democráticas de gobierno, partidarias de un nuevo orden social y de la intervención ordenadora del Estado.

A finales de 1939, el Doctor Arias Madrid en su estadía en París, acepta la postulación a candidato a la Presidencia de la República por su Partido, el Nacional Revolucionario (P.N.R.) y por los partidos Conservador, Liberal Nacional, Demócrata y Liberal Unido.

El Dr. Arias ante este reto estaba decidido a abordar nuevas políticas para el país fundadas en los principios nacionalistas de Acción Comunal y en las nuevas ideologías nacientes en Europa.

Al retornar al país, para emprender su campaña electoral, ante un acto de masas, sin precedentes en la historia política del país, el 22 de diciembre de 1939, en la estación ferroviaria de la Ciudad de Panamá (Antiguo Museo del Hombre Panameño Reyna Torres de Araúz, Hoy Escuela de Bellas Artes de la Plaza 5 de Mayo) el Dr. Arias enuncia una nueva doctrina política a la que denominó “Panameñismo”.

Esta doctrina estaba inspirada en un nacionalismo cultural, democrático y económico, basado en la exaltación de nuestras raíces históricas y en nuestro derecho a usufructuar nuestra posición geográfica. Y tenía como principal norte la intervención ordenadora del estado en reemplazo del caduco “laissez faire” y por la adopción de los derechos sociales.

La Doctrina Panameñista la definía el Dr. Arnulfo Arias en los siguientes términos: “Panameñismo sano, sereno, basado en la investigación y en el estudio de nuestra geografía, nuestra flora, nuestra fauna, nuestra historia y nuestros componentes étnicos. Sólo así, podremos lograr la excelencia de instituciones bien equilibradas y el gobierno perfecto que produzca mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad y estabilidad social y política”. Esta declaración la podemos estructurar en tres principios básicos:

  1. El nacionalismo de Acción Comunal, encaminado a defender, desarrollar y dignificar la nacionalidad panameña.
  2. La plena democracia, la efectiva participación del pueblo en el poder público para forjar su destino y desarrollo socioeconómico, y
  3. La soberanía nacional bajo el lema: “Panamá para los panameños”, con el objetivo de fortalecer y elevar nuestra imagen como nación soberana e independiente.

Sintetizando, el panameñismo se resume en el principio del nacionalismo democrático –social.

El Dr. Arias obtiene una victoria contundente en las elecciones de 1940, derrotando al candidato del Frente Popular, una alianza conformada por socialistas, liberales y comunistas, del cual su candidato Ricardo J. Alfaro para evitar la intensificación del clima de violencia política, curiosamente se retira anticipadamente de la contienda electoral.

Una vez toma posesión del solio presidencial, el 1ro. de Octubre de 1940, el Dr. Arias implementa un plan de desarrollo nacional fundamentado en la doctrina panameñista, e inicia la ejecución de un dinámico programa de gobierno que continuó la obra nacionalista e innovadora de las administraciones de los Presidentes Harmodio Arias Madrid (1932-1936), Juan Demóstenes Arosemena (1936-1939) y Augusto Samuel Boyd (1939-1940), profundizando al máximo un auténtico proceso revolucionario.

La primera y principal decisión del gobierno revolucionario del Dr. Arias fue la derogatoria de la conservadora y antinacional Constitución de 1904, la que fue reemplazada por la Constitución de 2 de enero de 1941, la que modernizó todas las estructuras del Estado panameño y completó la derogatoria del derecho de intervención, tal como señalábamos en líneas anteriores, iniciada por Harmodio Arias con la firma del Tratado ARIAS – ROOSEVELT, y avanzada por Juan Demóstenes Arosemena con la ratificación y entrada en vigencia de dicho tratado.

La labor de gobierno, en lo referente a legislación, fue completada por 103 leyes y 6 Decretos – Leyes que desarrollaron los nuevos preceptos constitucionales y que introdujeron cambios significativos tales como la cedulación de mujeres., el voto femenino., creación del Banco Central de Emisión de la República encargado de emitir el papel moneda panameño., la protección de la flora y la fauna., la protección de la familia, la maternidad y la niñez., la promoción de la seguridad pública y la seguridad social., el desarrollo de la salud pública., el patrimonio familiar inalienable de las clases pobres obreras y campesinas, el fomento de la educación popular., las expresiones artísticas, el deporte, la cultura vernácula y el folclore nacional, la protección del patrimonio histórico., la nacionalización del comercio al por menor., la primera Ley Orgánica de Educación., la creación del Banco Agropecuario, creación del Tribunal Tutelar de menores, la defensa del idioma, regulaciones de los contratos de trabajo y desarrollo de los derechos laborales de vacaciones anuales pagadas, indemnizaciones por accidentes, huelgas, a la igualdad salarial entre hombres y mujeres, y la maternidad obrera, el establecimiento de la jornada única de trabajo en las oficinas públicas., la promoción de la vivienda popular y la planificación urbana., los recursos de habeas corpus, amparo de garantías, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo., la función social de la propiedad privada., reorganización de la policía nacional, declarando al Presidente de la República Jefe Supremo de la Institución, y su máxima obra: La Caja de Seguro Social.

Al igual que el 10 de Mayo de 1951 y el 11 de Octubre de 1968, el 9 de Octubre de 1941, sectores oligárquicos, retrógrados y antinacionales ejecutan un golpe de Estado en contra del Dr. Arias, derrocándolo y frenando el vertiginoso desarrollo económico, político y social del cual gozaba el país.

Cabe señalar que la negativa del Dr. Arias al establecimiento de bases militares de Los Estados Unidos en el territorio nacional, fuera de la Zona del Canal, en el marco de la Segunda Guerra Mundial y su igual negativa de artillar los barcos bajo bandera panameña fueron los principales elementos que impulsaron dicho golpe de Estado.

Por disposición del Presidente Enrique Adolfo Jiménez, el Dr. Arnulfo Arias Madrid regresa al país en el año de 1945, después de haber sufrido un destierro de su patria natal. Al regresar al terruño patrio el Dr. Arias vuelve a enrolarse y agitarse en la vida política nacional.

A consecuencia del asalto del cuartel de Colón, el día 21 de diciembre de 1945 por la célula denominada Juventud Independiente de Colón, hecho conocido como la “crisis de los cuatro locos”, el Dr. Arias y un ciento de personas son detenidas por ser vinculadas con los acontecimientos citados. El día 2 de mayo de 1946 tras varios meses de reclusión en la Cárcel Modelo “EL LIDER” decide declarase en huelga de hambre, logrando su libertad el día 10 de agosto de 1946, después de estar internado por 3 meses en el Hospital Panamá debido a su grave estado de salud.

Por impulso del Caudillo el 28 de noviembre de 1947 se constituye el Partido Revolucionario Auténtico., Partido que meses después, en Colón, postula al Dr. Arias como candidato a la Presidencia de la República para las elecciones de 1948.

Las elecciones de Mayo de 1948 se vieron empañadas por irregularidades y hechos violentos, amparados por la Policía Nacional.

El Escutrinio de los votos siguió de manera irregular y se prolongó por varios meses y terminó por proclamar, luego de un escandaloso fraude, al candidato oficialista Domingo Díaz Arosemena., desconociendo el triunfo del Dr. Arnulfo Arias. Los resultados del Escrutinio final de los votos fueron los siguientes: Domingo Díaz Arosemena 72.153 votos, Arnulfo Arias Madrid 71.037 votos.

El día 5 de Junio de 1949 el Dr. Arnulfo Arias es detenido en su finca de Boquete acusado de organizar una revolución armada con respaldo internacional, invasión que supuestamente se preparaba desde las tierras altas de Chiriquí, colindante con la frontera de Costa Rica. Cabe señalar que el Dr. Harmodio Arias también es detenido por la misma causa en la Ciudad Capital, ambos hermanos son confinados a la Cárcel Modelo.

El día 27 de Julio de 1949, el Presidente Domingo Díaz Arosemena se vio obligado a separarse de su cargo por motivos de salud, (cabe señalar que Díaz Arosemena debido a su grave estado de salud a la postrer fallece) por lo cual toma posesión de la Presidencia de la República el Primer Vicepresidente Dr. Daniel Chanis Jr.

El Presidente Chanis entre sus primeros actos administrativos ordena el cierre de los centros políticos de las hordas paramilitares liberales del PIE DE GUERRA y ordena la libertad de todos los detenidos políticos incluyendo al Dr Arnulfo Arias.
Desde los primeros días de asumir su cargo, el Presidente Chanis sufre abiertamente las presiones del Comandante Remón, las cuales obligan a renunciar al mandatario.

A consecuencia de la renuncia del Dr. Chanis, toma posesión del cargo de Presidente de la República Roberto Chiari Remón Vicepresidente de la República.

El Coronel Remón en una situación inesperada y frente a la aguda crisis Institucional, el día 24 de Noviembre de 1949, hizo reunir al Jurado Nacional de Elecciones para que realizara un recuento de los votos de los sufragios populares de 1948, acción que tuvo como resultado el reconocimiento del triunfo electoral del Dr. Arnulfo Arias sobre Domingo Díaz. El nuevo recuento de votos arrojó los siguientes resultados: Arnulfo Arias Madrid 74.080 votos, Domingo Díaz Arosemena 71.536 votos.

Este Segundo Gobierno del Dr. Arias se va a caracterizar por no tener el apoyo de los otros poderes del Estado (Asamblea Nacional y Órgano Judicial) y de la Policía Nacional, entidades surgidas del fraude del año 48 o de las manipulaciones políticas de la Asamblea Constituyente de 1946. Inclusive estos entes junto al Partido Liberal inician fuertes controversias contra el Dr. Arias y una campaña de duras acusaciones con el objetivo de desprestigiar a su gobierno. Todo esto sumado a los constantes desordenes y tiroteos en las calles entre Sectores de las Extremas Izquierdas y la Policía Nacional, como los disturbios acaecidos el día 3 de Mayo de 1951 en la Plaza de Santa Ana entre militantes del Partido Frente Patriótico y la Policía Nacional, que arrojaron varios heridos de bala y decenas de personas arrestadas.

Frente a este escenario político desestabilizador que tenía como intención en propiciar el caos en el país para provocar el desorden, la anarquía, e impedir la gestión gubernamental, el día 7 de Mayo de 1951 se reunió el Consejo de Gabinete para derogar la Constitución Nacional de 1946, disolver la Asamblea Nacional y declarar en interinidad a los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Esta medida del gobierno del Dr. Arias tenía como propósito el retorno del orden y la paz Institucional al país.
El martes 8 de Mayo de 1951 opositores del Dr. Arias, entre los que se encontraban dirigentes políticos, miembros de la Asamblea Nacional, Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y líderes estudiantiles solicitan al Coronel Remón su intervención personal para que solicitara al Dr. Arnulfo Arias que derogara el decreto que ponía en vigencia la Constitución de 1941. El Coronel Remón se comunica varias veces en el día con el Dr. Arias para trasladarle tal solicitud, señalándole que en la calle había resistencia frente a la medida del Consejo de Gabinete, y que era preferible volver a poner en vigencia la Constitución Nacional de 1946. Como era de esperarse, una y otra vez, el Dr. Arias se negó a esta sugerencia.

Como un presagio de los hechos que iban a suscitarse, el día 9 de Mayo de 1951 el Comandante Remón se comunica con el Dr. Arias, informándole que la intención de sus opositores era desplazarlo del poder. Cabe señalar que estos sectores opuestos al Dr. Arias, habían convocado una huelga de brazos caídos para ese día, como medida de presión.

En horas de la noche de esa misma fecha, una multitud de militantes del Partido Revolucionario Auténtico se agolpó en las puertas del Palacio Presidencial, pidiéndole al Sr. Presidente que no derogara la Constitución de 1941. Seguidamente el Dr. Arias se asomó al balcón presidencial y después de un emotivo discurso arrojó a la masa reunida la banda presidencial, diciéndoles: “ES DE USTEDES, DEFIÉNDANLA……”. La muchedumbre del PRA emocionada irrumpió al Palacio Presidencial y en el Salón amarillo con vivas y muestras de apoyo le devolvieron la banda presidencial al Dr. Arias.

También para esas horas la Asamblea Nacional dicta una Resolución destituyendo al Presidente Arias y se solicitaba al Sr. Alcibíades Arosemena, Vicepresidente de la República, que tomara posesión del cargo. Esta decisión de la Asamblea Nacional fue refrendada el día 10 de Mayo por la Corte Suprema de Justicia.

A la Una y Treinta de la Tarde de esa misma fecha, tropas de la Policía Nacional pertrechadas con armas de combate, al mando del Mayor Timoteo Meléndez, proceden a rodear el Palacio Presidencial, el cual se encontraba poblado por más de Mil simpatizantes del Dr. Arnulfo Arias. Con la más grande de las Sañas las tropas policiales cobardemente empezaron a disparar a mansalva con ametralladoras, bombas lacrimógenas y bombas incendiarias en contra de los Panameñistas que se encontraban en Palacio., ataque y fuego que fue respondido valientemente por las huestes del Partido Revolucionario Auténtico, los cuales tenían la única convicción de defender la Democracia y al gobierno Constitucionalmente elegido.

La sangrienta batalla que se libraba se prolongó hasta las Cuatro y Trenita de la tarde. Varias veces el Dr. Arias pidió una tregua para que desalojaran a los heridos que estaban desangrándose, y a las mujeres presentes, pero en un acto criminal la Policía no accedió jamás a la solicitud.

No fue hasta las Cinco y Cuarenta y Cinco de la tarde, y después de un lanzamiento despiadado de bombas lacrimógenas, que el edecán del Sr. Presidente de la República pide una tregua para retirar a los muertos y heridos. El Dr. Arias tuvo que rendirse para que pudieran llegar las ambulancias.

El Dr. Arias acompañado de su esposa Doña Matilde Linares de Arias y de sus fieles seguidores bajó las escalinatas del Palacio de Las Garzas., ya en el último escalón de las gradas, y antes de abandonar en forma definitiva el Palacio Presidencial, hizo un alto para despedirse de la multitud de sus simpatizantes, los cuales serían conducidos con él, a la Cárcel Modelo. El Dr. Arnulfo Arias levantó la mano derecha en su saludo, y en un acto de profundo dramatismo afirmó entonces: “USTEDES… COPARTIDARIOS, CUMPLIERON CON SU DEBER. YO COMO MANDATARIO, CUMPLÍ CON EL MÍO”. Señalando entonces a la gendarmería ahí presente enfatizó levantando el tono de la voz: “ESTOS SON UNOS TRAIDORES. … ¡ VOLVEREMOS ! ”.

Estos hechos sangrientos y cobardes dejaron un saldo de 25 muertos, 300 heridos y 1,000 militantes panameñistas en prisión entre ellos el Dr. Arias y su esposa Ana Matilde Linares de Arias.

Después del cruento golpe de Estado, el Dr. Arias es sometido a un juicio amañado por la Asamblea Nacional, la cual el día 25 de Mayo de 1951, en un acto absurdo, le priva a perpetuidad sus derechos políticos. El Caudillo recibe la sentencia de este Órgano del Estado con desprecio olímpico, leyendo Kon – Tiki, un libro de aventuras.

El Dr. Arias es condenado al exilio y recupera sus derechos políticos nueve años después, el 3 de Octubre de 1960.
Cabe señalar que a pesar de lo corto del período presidencial del Dr. Arias y de la turbulencia del mismo., este segundo gobierno fue fecundo en el aspecto económico, y entre sus muchos logros estuvieron las leyes de incentivos industriales, la liberación del fondo constitucional, la refundición de la deuda externa y el pago de la deuda interna, consiguiendo el gobierno un superavit presupuestal. Con estos recursos, se mejoraron los servicios sociales del Estado, se pagó la deuda a los particulares y se emprendió un vasto programa de obras públicas que contempló más de 2,000 kms. de caminos y carreteras, escuelas, sistemas de riego, plantas eléctricas, alcantarillados, aeropuertos, centros deportivos y la inauguración de la Ciudad Universitaria.

Los Decretos Leyes No.12 y No.22 de 1950, de incentivos fiscales, crearon las bases jurídicas de la industrialización. En lo social, sobresalieron el sistema de regulación de precios y el Tribunal Tutelar de Menores.

Una vez más los sectores oligárquicos y militares interpusieron sus intereses personales, mezquinos, económicos y de clase, sobre los más caros intereses de la Patria y de las clases sociales más desposeídas del País.

A finales del año 1963, recuperado de la muerte de su hermano Harmodio, el Caudillo empieza a realizar los primeros contactos para participar como candidato presidencial por el “Partido Panameñista del Cántaro” en las elecciones del 10 de Mayo de 1964.
El día 4 de enero de 1964, días antes de la Gesta del día 9 de Enero, el Dr. Arias logra convocar en la Plaza de Santa Ana a más de 50,000 personas, iniciando su campaña proselitista, la cual recorrió todos los confines del país. El pueblo panameño recibió con muestras de euforia el retorno del Dr. Arias al escenario de la política partidista.

Al finalizar el sufragio de las elecciones del 10 de Mayo de 1964 el Dr. Arnulfo Arias denunció que el proceso electoral había sido objeto de fraude.

Los resultados del Escrutinio final de los votos fueron los siguientes: Marco Aurelio Robles -Partido Liberal y Alianza 130,154 votos, Arnulfo Arias – Partido Panameñista 119,786 votos, Juan de Arco Galindo – Partido Coalición Patriótica Nacional y Alianza 47, 629 votos.

El 16 de Diciembre de 1967, el Dr. Arnulfo Arias en el Parque de Santa Ana, acepta la Candidatura Presidencial para las elecciones de 1968, y en un emotivo discurso señalaba lo siguiente:

“La Historia se repite -Sí- la historia se repite, en espiral”.
“Aquí estuvimos el 4 de enero de 1964, y aquí estamos juntos, hoy 16 de diciembre de 1967, en esta histórica Plaza de Santa Ana. Nos rodeaba entonces el pueblo panameño con el fervor patriótico que lo caracteriza, y nos rodea hoy con su entusiasmo no decaído”.
“Han pasado tres años, once meses y doce días, y aquí estamos de nuevo: La Historia se repite en espiral”.

Cabe señalar que los poderes del Estado se encontraban sumergidos en un total deterioro y decadencia, los mismos eran objeto del más hondo rechazo popular, reflejo de esta situación es el Juicio que planteó el Órgano Legislativo contra el Presidente Marco Aurelio Robles acusado de parcializarse en el proceso electoral, mediante su indisimulado respaldo a las aspiraciones del Candidato Liberal Oficialista David Samudio., el propósito era lograr la destitución del Jefe de Estado, y llamar a ocupar la Primera Magistratura al Vicepresidente del la República Max Del Valle, el cual era miembro prominente del Partido Republicano, que apoyaba la candidatura del Dr. Arias.

El Dr. Arias en la noche del 24 de Marzo de 1968, hace un llamado a todos los panameños a mantener una resistencia civil, hasta que se regrese al cauce constitucional y exigió se hiciera cumplir a cabalidad la sentencia impartida por la Asamblea Nacional destituyendo a Marcos A. Robles, por violar la Constitución y llamando a ocupar la Presidencia a Don Max Del Valle.
El Presidente Marcos Robles, después de haber sido destituido el día 24 de Marzo de 1968, por el Órgano Legislativo en Sesiones Judiciales, da instrucciones a la Guardia Nacional para que impida la toma de posesión del Vicepresidente Max Del Valle ante la Asamblea Nacional.

En efecto un Batallón de la Guardia Nacional comandado por Omar Torrijos rodea y disuelve violentamente la Asamblea Nacional, impidiendo la toma de posesión de Del Valle.

Como era de esperarse ni la Corte Suprema de Justicia, ni la Guardia Nacional apoyaron la decisión del Órgano Legislativo.
El Dr. Arias criticó vehementemente la acción de la Guardia Nacional, y enfatizó que cada día más “nos encontrábamos al borde de un caos Institucional y que lo que hacía falta era una renovación total del sistema político, una revolución”.

El País vivía en una profunda crisis moral, todas las Instituciones del Estado se encontraban en estado de deterioro, corrupción y podredumbre.

Las elecciones de Mayo de 1968 fueron antecedidas por choques callejeros y cruces de disparos entre paramilitares pro gobierno del Partido Liberal Nacional y panameñistas, agrupados la mayoría en las “BOINAS NEGRAS”, los cuales estaban dispuestos a defender a toda costa el triunfo del Dr. Arias.

El intento de homicidio del Dr. Arias el día 10 de Mayo de 1968 al transitar el Río Chuqunaque en el Darién al ser emboscado por un francotirador, precisamente encendió la violencia entre los bandos, y las concentraciones populares en actitud amenazante en las calles.

Las elecciones populares se llevaron a cabo con enormes irregularidades en las corporaciones electorales y en un estado de exacerbamiento de los ánimos, pero a pesar de la evidente presión oficial, el resultado favoreció al Dr. Arnulfo Arias con el 57,4 o/o de los votos.

Los resultados de las elecciones de 1968 fueron los siguientes: Arnulfo Arias Madrid – Partido Panameñista y Alianza 175,432 votos, David Samudio Ávila – Partido Liberal Nacional 133,887 votos, A. González Revilla – 11,371 votos.

El Dr. Arias toma posesión de la Primera Magistratura del País el 1º de Octubre de 1968., como lo había prometido en su campaña electoral los primeros días de gobierno se empeña en enderezar y sanear moralmente las Instituciones del Estado.

Logra encausar a la Guardia Nacional obligándola a someterse a las órdenes del Presidente de la República como Comandante Jefe de la Institución y toma otras medidas de control que afectan los intereses de la oligarquía desplazada del poder político.

El 8 de Octubre se dio a conocer un resuelto del Ministerio de Gobierno y Justicia en el que se ordenaba el traslado de diez mayores y tres capitanes. Entre los primeros se mencionaba a Florencio Flores, Federico Boyd, Amado Sanjur, Boris Martínez, Juan José H. Ramos, Juan B. Bernal, Víctor Mata, Carlos Martínez, Bolívar Rodríguez. El 10 se anunció oficialmente la Jubilación de Bolívar Vallarino, Comandante de la Guardía Nacional, y de José María Pinilla. El Presidente de la República nombra a Bolívar Urrutia comandante en Jefe y a Aristides Hassán segundo Comandante., el Mayor Camilo Saavedra fue nombrado Teniente Coronel con funciones de Secretario Ejecutivo de la Comandancia.

El Teniente Coronel Omar Torrijos Herrera, hasta entonces Secretario General de la Comandancia, fue nombrado como agregado militar ante los gobiernos de El Salvador y Guatemala, y observador por Panamá ante el Consejo de Defensa Centroamericano (CONDECA). La Guardia Presidencial quedaba a partir de ese momento bajo el mando del Teniente Coronel Luís Carlos Díaz.

A raíz de estos cambios en horas de la noche del viernes 11 de Octubre de 1968 los mandos de la Guardia Nacional viendo en peligro sus intereses y su poder hegemónico, y aupados por la oligarquía desplazada, derrocan al Dr. Arias mediante un Golpe de Estado y establecen una Junta Provisional de Gobierno presidida por el Teniente Coronel José M. Pinilla S.

El Dr. Arias tras conocer que había sido derrocado se traslada en acto de fuga a una de las bases militares de la ex Zona del Canal.

Luego, Arias Madrid habló a una emisora de radio para pedir apoyo y resistencia popular, pero en 45 minutos los golpistas, encabezados por el Mayor Boris Néstor Martínez y Omar Torrijos, dominaron la situación apoderándose de las instalaciones de gobierno. También los militares toman las instalaciones de Radio Soberana, ubicada cerca de Avenida Balboa. La residencia y propiedades del Dr. Arias en Boquete fueron incendiadas.

La posible respuesta de la población al golpe fue neutralizada de manera eficaz e implacable. Un despliegue de tropas nunca antes visto se tomó las calles y carreteras del país.

Soldados con bayonetas caladas detenían y revisaban todos los vehículos que circulaban. Se ocuparon y destruyeron emisoras, se cerraron periódicos, se detuvo a centenares de dirigentes políticos, estudiantiles y cívicos en toda la República. Entre los cientos de detenidos estuvo mí Señor Padre José Eusebio De Obaldía, q.e.p.d, el cual fue apresado por el G-2 en su casa en un violento allanamiento, y después fue confinado a las mazmorras de la Cárcel Modelo.

Después de prolongados esfuerzos para retornar al mando, Arias solicitó finalmente la intervención de la Organización de los Estados Americanos O.E.A., diligencia que resultó infructuosa. El Dr. Arias decide trasladar su residencia a la Ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos donde mantuvo una lucha diplomática para conseguir ayuda oficial del Estado Norteamericano para recuperar el solio presidencial.

Con este golpe de Estado Castrense se inicia el episodio más oscuro y tenebroso de la historia panameña, del día 11 de Octubre de 1968 al día 20 de Diciembre de 1989 nuestro País va a estar sometido a 21 años de una férrea Dictadura Militar.

Meses después del Golpe de Estado Militar, la Juventud Panameñista no se resignaba a dejar que los golpistas se quedaran en el poder y pensaban en un contragolpe., es así que el Primero de Enero de 1969, un grupo de trece jóvenes Panameñistas, entre ellos, Dora Ceferina Moreno Jaén “La Guerrillera Heroica”, Javier Guerra, Cesáreo Tejada, Danilo Heart, Heriberto Manzzo y otros más, todos del grupo “BOINAS NEGRAS” subieron a la montaña a pelear por la vuelta a la constitucionalidad en plan de guerrilla y se hicieron llamar la “GUERRILLA CONSTITUCIONALISTA”.

Optaron por irse a Natá, vecino de Olá y a Huacas de Quije, en la Cordillera coclesana.En Chiriquí, también se alzaron jóvenes campesinos bajo el liderazgo de Ariosto González y se dirigieron a la sierra, a Piedra Candela, y a Quijada del Diablo. A estos Heroicos guerrilleros se une el joven uruguayo Walter Sardiña Iguiñi con Manuelito Díaz y otros bisoños militantes.

La guerrilla en el campo tuvo páginas gloriosas en Quijada del Diablo, Piedra Candela, Río Sereno, Breñón y Cañas Gordas, Potrerillos, Monte Lirio, Barú, Santa Cruz y Boquete, en Chiriquí. En Coclé, en Nata, en Huacas de Quije, Las Marías., en Penonomé, en Altos de Uracillo, y en Panamá, en Cerro Azul, Las Lajas de Las Cumbres., en Río Indio de Arraiján y en las calles de la Ciudad mediante la Guerrilla Urbana. Cabe señalar que las acciones insurgentes en la Provincia de Panamá eran coordinadas por el Movimiento de Unidad Revolucionaria (MUR) y el Movimiento Vanguardia de Acción Nacional (VAN).

Finalmente para el Año 1971, los movimientos guerrilleros son sofocados completamente por las fuerzas de la Guardia Nacional. Los heroicos insurgentes son asesinados en combate y otros son capturados vivos y amarrados en estacas en las Plazas de Los Poblados, siendo torturados y violados en público y luego fusilados., así es que murieron el 31 de enero de 1969 Dora Moreno y los otros guerrilleros panameñistas componentes de su célula insurgente. Otros combatientes corrieron con mejor suerte al exiliarse.

Tras un prolongado exilio de diez años el Dr. Arias junto a su esposa Doña Mireya Moscoso, retorna a la patria el día 10 de Junio de 1978, su avión aterrizó a las tres de la tarde de ese día en el Aeropuerto de Paitilla, el Caudillo era esperado por miles de panameños que se ubicaron en las inmediaciones de la Terminal Aérea.

En una manifestación sin precedentes en la Historia republicana el Dr. Arias es recibido por una multitud de más de 80,000 compatriotas quienes acompañaron y vitorearon con entusiasmo desbordante al LÍDER en una caravana que recorrió la Vía España hasta la Plaza de Santa Ana.

En su discurso de llegada al País en la Plaza de Santa Ana ese 10 de Junio de 1978 el Dr. Arias entre otras reflexiones señalaba lo siguiente:
“El 11 de Octubre de 1968, fatídico día en que la traición satánica, inspirada por lasciva, avaricia, codicia y envidia, barrió nuestro privilegiado istmo, cubriéndole con gemidos de dolor, sangre y su secuela de cárceles, torturas, homicidios, prostitución, narcóticos, saqueo a mano armada, se inició una era comunistoide policíaca, ya bien observada en otras infelices tierras, cuyos ciudadanos sufren esta doctrina “antinatura” y naturalmente anti- cristiana”.

Se repitieron similares concentraciones y manifestaciones en distintas localidades de la República., el Dr. Arias movilizó multitudes en todas las ciudades y pueblos del país, invocando los principios democráticos y llamando a la unión absoluta de todos los panameños para lograr la caída de la dictadura militar. Así pues el “LÍDER” emprende la lucha contra el régimen militar.

Arias encabeza un poderoso movimiento para demandar el retorno de la democracia y la reorganización de los partidos políticos. En 1982 propicia un dialogo con los representantes del gobierno y logra un acuerdo nacional reflejadas en las reformas constitucionales de 1983., las cuales sirvieron como base jurídica para la convocatoria de las elecciones generales de 1984.

El 14 de Agosto de 1983 se constituye el Partido Panameñista Auténtico, después de una inscripción relámpago que inició el viernes 25 de Febrero de 1983. El Partido Panameñista del Cántaro es robado por la dictadura militar y cedido a un grupo de serviles.

El 20 de Febrero de 1984, en la Población de Antón, el Dr. Arias a sus 83 años de edad acepta la Candidatura a la Presidencia de la República por la Alianza Democrática de Oposición A.D.O, para los Comicios del 6 de Mayo., y en su discurso nos decía:
“Nada ni nadie nos detendrá., las elecciones se tendrán que realizar en forma libre, honesta y democrática el 6 de Mayo.

Por el bienestar y el progreso en paz, los candidatos del pueblo asumirán la Presidencia, y así será.
Viejo es el viento veranero.
Y recuerden: Viejo es el viento veranero que sopla y se renova todos los años, a través del tiempo, para solaz y donaire de nuestras campiñas y nuestras ciudades.
Viejo y renovado es nuestro amor y nuestro ideal por un Panamá mejor, VOLVEREMOS! ”.
El Dr. Arias gana contundentemente las elecciones de 1984 pero un escandaloso fraude fraguado maquiavélicamente por el Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa evita que sea declarado triunfador de estos comicios. El fraude orquestado por la dictadura militar y un Tribunal Electoral corrupto le dieron la Presidencia al Candidato Oficialista del P.R.D y su Alianza, Nicolás Ardito Barletta.

Los resultados fraudulentos oficiales fueron los siguientes: Nicolás Ardito Barletta – Unión Nacional Democrática (UNADE) 300,748 votos, Arnulfo Arias Madrid – Alianza Democrática de Oposición (ADO) 299,035 votos.
El triunfo fraudulento del Candidato Oficialista se dio por una diferencia ridícula de 1.713 votos. Los resultados de estas elecciones fueron demandados de nulidad por los Partidos de la ADO, posición que mantuvieron en forma consistente hasta el año de 1987.

En la campaña Política de 1984 los Recursos del Estado, tanto en personal como en material se usaron abierta y veladamente para apoyar la Candidatura Oficialista. Por ejemplo: Las instalaciones de la Entidades Públicas eran utilizadas para realizar reuniones políticas y conformar comités del P.R.D., se decoraban las oficinas con banderas de ese Partido, se entregaban circulares a favor de la Candidatura Oficialista. Igualmente se utilizaban los autos oficiales en las actividades de la UNADE, hasta los helicópteros de las Fuerzas de Defensa eran utilizados por el P.R.D, para transportar militantes. Los empleados públicos eran obligados y traídos de todos los rincones de la República para participar en las concentraciones de la UNADE, donde se repartía cigarrillos y licor en abundancia con irresponsabilidad.

En Flagrante violación al Código Electoral se despedía a aquellos funcionarios públicos que simpatizaban con la Alianza de Oposición, tal es el caso de Armando Canales, el cual es destituido de los Casinos Nacionales por ser Candidato a Representante por el Corregimiento de Juan Díaz, por el Partido Panameñista Auténtico.

También esta campaña electoral se va a caracterizar por la completa parcialización de los medios de comunicación a favor de la Candidatura Oficialista, los cuales montaron campañas sostenidas de desprestigio en contra del Dr. Arias acusándolo por ejemplo de ser Nazista y Fascista y en contra de sus Vicepresidentes, por ejemplo acusando a Carlos Rodríguez, nominado a la Primera Vicepresidencia de ser “GRINGO” en la recordada campaña OJO CON EL VICE.

Estas campañas sucias reflejaban el grado de desesperación del Régimen Militar ante la Candidatura Presidencial del Dr. Arias.
El Lunes 7 de mayo los simpatizantes de la ADO, se reunieron en las afueras del Palacio Legislativo, lugar donde se instaló la Junta Nacional de Escrutinio, con el objetivo de cuidar el recuento de los votos y de evitar el Fraude contra el Dr. Arias.
Aproximadamente a las 6:30 p.m, un “Comando Especial del P.R.D”, provisto de pistolas, rifles recortados, ametralladoras y de banderas del citado Partido Oficialista, al mando de Silverio Brown, irrumpió en las afueras del Palacio Legislativo disparando a mansalva contra los simpatizantes del Dr. Arias que se encontraban en el lugar.

El ataque despiadado duró hasta la media noche. Los resultados de éste tiroteo fueron 2 muertos y 40 heridos., todas las víctimas eran simpatizantes de la Alianza de Oposición.

Mi madre Damacia De Obaldía y mi hermano José De Obaldía, estuvieron bajo fuego en el lugar, huyeron despavoridos, recuerdo que llegaron a la casa agitados y avisándome de lo que estaba pasando, por suerte vivíamos cerca del Palacio Legislativo., toda la noche escuchamos claramente las ráfagas de ametralladoras y detonaciones que no cesaron como esbocé arriba hasta la media noche.

Descaradamente los medios de comunicación del gobierno y el propio candidato oficialista Nicolás Ardito Barletta culparon a los seguidores del Dr. Arias de ocasionar los enfrentamientos y la violencia del día 7 de Mayo.

Este “Comando Especial del P.R.D”, que actuó con la aprobación del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa y de los dirigentes de la UNADE, tenía como propósito atemorizar a la población de tal forma que no saliera a las calles a defender el triunfo del Dr. Arias obtenido en las urnas. Prueba de la anterior es que cuando empezó el ataque de los paramilitares los miembros de la Fuerzas de Defensa que custodiaban el Palacio Legislativo entraron al recinto y no defendieron a los miles de ciudadanos que eran atacados. El 7 de Agosto Silverio Brown, fue muerto, en circunstancias dudosas, por agentes del Departamento Nacional de Investigación (DENI).

La ciudad permaneció libre de violencia durante el período de Mayo 7 a Mayo 30, aunque la ADO organizó en todos esos días nutridas marchas, manifestaciones y caravanas de autos en protesta por el fraude electoral.

Como presagio de la represión que se venía, el gobierno corta la electricidad y los teléfonos del Centro de Campaña de la ADO, ubicado en la Avenida Balboa al lado de “Pizzamigo”.

El 30 de Mayo, simultáneamente con la entrega de las credenciales fraudulentas de Presidente Electo a Nicolás Ardito Barletta, simpatizantes de la UNADE disfrazados con insignias y banderas de Partidos de Oposición prenden fuego a un autobús de Aeronáutica Civil., acción que sirvió como pretexto al batallón anti-motín de las Fuerzas de Defensa “Dobermans” para destrozar el local de la ADO.

Los “Dobermans” arremeten con furia animal contra los simpatizantes del Dr. Arias, golpeando y rompiendo cabezas a diestra y siniestra inmisericordemente a indefensas personas, a mujeres, ancianos, adolescentes y hasta a dos sacerdotes que presenciaban horrorizados el salvaje espectáculo., inclusive una señora embarazada abortó como resultado de los golpes. Minutos más tardes las Hordas militares irrumpieron al local de la ADO, destruyendo muebles, rompiendo instalaciones y causando destrozos de mayor cuantía.

Los simpatizantes del Dr. Arias fueron detenidos en la Cárcel Modelo e ingresados en diferentes hospitales.
El Partido Panameñista Auténtico organiza en varios puntos de la ciudad “CABILDOS ABIERTOS”, donde se denuncia el monstruoso fraude contra el Dr. Arias y se exige el recuento de las actas de las elecciones.

El 9 de Octubre se organiza un Cabildo Abierto en la Plaza Catedral o de la Independencia, el cual tenía como propósito al día siguiente recibir al Dr. Arnulfo Arias e imponerle la banda presidencial como legitimo ganador del torneo electoral del 6 de Mayo. Como era de esperarse a la media noche irrumpen salvajemente a la Plaza Catedral los “Dobermans” reprimiendo con sadismo y saña animal a los presentes. Siendo aún adolescente., además de participar en otras actividades de la ADO y las luchas que se venían de la Cruzada Civilista y de la ADOC, estuvimos presentes esa noche en ese Cabildo en compañía de mi señor Padre y de mi hermano José De Obaldía., corrimos con la suerte que nos retiramos del lugar apenas una hora antes que se iniciara la represión. En la portada del Diario La Prensa del día 10 de Octubre de 1984 se visualiza a los gendarmes de las Fuerzas de Defensa limpiando con mangueras y escobas la sangre derramada de los seguidores del Dr. Arias en la Plaza Catedral.

Finalmente en un espectáculo burlesco para la Nación Panameña toma posesión del cargo de Presidente de la República Nicolás Ardito Barletta, en el Centro de Convenciones ATLAPA.

Desde 1984 el Dr. Arias no cesó de propugnar el logro de la Democracia, en acatamiento de la voluntad popular expresada el 6 de Mayo., siguió denunciando el fraude de 1984 y exigió el recuento de las actas electorales.

El Fraude Electoral de 1984 y la falta de legitimidad del régimen abrieron uno de los períodos de mayor inestabilidad y crisis política en nuestra historia, que se extendió hasta 1989.

Después de 1984 como destacábamos, el País cae en una grave crisis, surge la Coordinadora Civilista Nacional (COCINA), conformada por Gremios y Fuerzas vivas del País para protestar contra los desmanes de la Dictadura Militar. El 12 de diciembre de 1984 COCINA logra convocar a 700 mil manifestantes que, con pañuelos blancos, marchan para exigir la salida de los militares.

El 7 de Julio de 1985 se da la muerte misteriosa del presidente del Club Rotario, Serafín Mitrotti, quien promovía una campaña de valores cívicos.

El 21 de Agosto de 1985, Fuerzas Paramilitares del Comando F-8, secuestran y torturan al Dr. Mauro Zúñiga, líder de COCINA, cuando participaba de una gira de la Coordinadora en el interior de la república.

El 13 de Septiembre de 1985, el médico Hugo Spadafora es capturado, torturado y decapitado en Chiriquí, después de denunciar que el General Manuel Antonio Noriega estaba vinculado al narcotráfico.

En 1986 a raíz de una Huelga Sindical, el Batallón anti-motín “Dobermans” asesina al obrero Yito Barrantes en el Parque de Santa Ana. Los “Dobermans” propinan una feroz paliza al obrero Barrantes, la cual le causa la muerte.

Pero el mayor detonante de esta crisis fueron las declaraciones esbozadas por el Ex – Jefe del Estado Mayor de la Fuerzas de Defensa, Coronel Roberto Díaz Herrera, seis días después de haber sido pasado a Jubilación.

Díaz Herrera los días 6, 7, 8 de Junio de 1987 y días subsiguientes, denunció que El Dr. Arnulfo Arias había ganado las elecciones de 1984 por más de 60,000 votos, y que en su casa se había hecho el fraude con dos Magistrados del Tribunal electoral con las mesas del Circuito 4-4 de Chiriquí.

Igualmente culpó al General Manuel Antonio Noriega y al Mayor Luís “Papo” Córdoba del Crimen del Dr. Hugo Spadafora.
Las declaraciones de Díaz Herrera desataron una Ola de violentas protestas en las calles de la Ciudad, las cuales fueron reprimidas por las Fuerzas militares.

El Martes 9 de Junio de 1987 en medio de una ciudad sumida en la violencia y el descontento popular, el Dr. Arias se presentó en la Vía España, uno de los escenarios de las protestas, ante miles de panameños que reclamaban su reconocimiento como legítimo presidente de la República y el recuento de las actas de las pasadas elecciones de 1984.

El Dr. Arias desafiando el ataque militar saludó al Pueblo presente y los instó a salir a la calle para luchar por la democracia. Esta manifestación fue brutalmente reprimida por los “Dobermans” y otros comandos militares., el auto descapotable que llevaba al ex presidente tuvo que retirarse a gran velocidad para resguardar la seguridad del Líder ante la brutal y despiadada represión.

Arias también apoyó la conformación de la Cruzada Civilista Nacional, y participó de las movilizaciones populares y de las reuniones políticas, desafiando las amenazas militares. El 14 de Junio acudió a una concurrida misa en la Iglesia Don Bosco., el Miércoles 1º de Julio se reunió con todos los Presidentes y algunos directores de varios Partidos de Oposición, en la cual aceptó el nombramiento de una Junta de Gobierno, con el fin de solventar la crisis que enfrentaba la nación panameña.

El Caudillo exhorta públicamente al pueblo panameño a concurrir a una manifestación convocada por la Cruzada Civilista para el viernes 10 de julio, fecha que ha quedado marcada en la historia nacional y reconocida como el Viernes Negro.

El viernes 10 de julio (Viernes Negro), después de la brutal represión militar a la manifestación convocada que hacíamos alusión, el Dr. Arias hace la siguiente alocución expresando admiración por la juventud, la cual publicó el Diario La Prensa, el día 11 de Julio de 1987.

Dijo el tres veces Presidente que “ante la brutal represión de los militares al pueblo panameño, debo expresar mi admiración y hacer público reconocimiento por el valor y patriotismo demostrado ante los atropellos de una soldadesca desbocada”.

“Debo en forma particular destacar la actitud de la juventud de mi patria, hombres y mujeres, quienes con decisión se han lanzado a las calles, solamente armados de sus conciencias y convicciones en su lucha por la libertad y la democracia, los cuales, la mayoría de ellos, por su corta edad, jamás han podido disfrutar”.

El Domingo 19 de julio de 1987, en horas de la noche, paramilitares portando metralletas y otras armas de grueso calibre, atacaron a balazos la residencia del Dr. Arias con el propósito de atentar contra su vida, resultando ileso. La seguridad del caudillo contestó el ataque, dándose un cruce de disparos que duró más de quince minutos.

Ese mismo día 19, extiende un Comunicado al País denunciando los acontecimientos del viernes 10 de julio, “Viernes Negro”, en los siguientes términos:
“Con indignación y motivado por los más profundos sentimientos de solidaridad humana y los principios cristianos, protesto por los vejámenes, torturas y abusos cometidos recientemente contra el pueblo panameño por la gendarmería bajo una dirección bestial e irresponsable.

Estos nuevos atropellos contra hombres y mujeres jóvenes, patriotas y dignos, son condenados por todos los panameños y en el exterior.

El pueblo panameño sabrá luchar con hidalguía en defensa y respeto de los derechos humanos.

El viernes 24 de Julio desfiló en Calle 50, agitando un pañuelo blanco., del 13 al 15 de Agosto presidió movimientos de masas del Partido Panameñista Auténtico que le tributaron honores y reconocimientos.

El 13 de Agosto se dirige a los Ciudadanos de la Patria, diciendo:
Los días de la tiranía están contados. Los Corazones de dos millones de panameños se han dispuesto a palpitar en consonancia, y nuestros espíritus se cohesionan inspirados por un llamado misterioso e íntimo de este terruño istmeño. Raras veces presenta la historia fenómenos como el que vivimos hoy: El amor patrio ha transformado a los panameños en una condensación colosal, una irresistible y superior a cuantas armas y recursos puedan oponerle los verdugos y déspotas de la cúpula militar”.

El 22 de Agosto asistió a la Vía España a saludar a una marcha de mujeres., los días 8 y 10 de Septiembre apoyó otras grandes manifestaciones. El 13 de Septiembre honró la memoria del asesinado Dr. Hugo Spadafora., el 15 de Septiembre apoyó a periodistas amordazados y asistió a las honras fúnebres de Carlos Guzmán asesinado por Paramilitares el 13 de Septiembre en el cruce de San Miguelito, cuando una multitud de civilistas exigía justicia al cumplirse un aniversario más de la muerte de Hugo Spadafora.

En Diciembre de 1987 el Dr. Arias se ve obligado a viajar a Miami por motivos de quebrantos de salud y compromisos internacionales, desde allí empieza una gran gestión diplomática a favor de la causa panameña.

El 29 de Abril de 1988 hace su último pronunciamiento político en el cual reitera una salida democrática a la crisis nacional mediante el reconocimiento de los resultados de las elecciones de 1984 y el retiro de la cúpula militar.

Luego de varios quebrantos de salud el Dr. Arnulfo Arias Madrid fallece en su residencia de Miami, Florida el 10 de Agosto. Los restos del Caudillo son recibidos en el Aeropuerto de Tocumen por una multitud de compatriotas, los cuales en una gigantesca caravana lo acompañaron hasta la Iglesia Catedral, donde estuvo en Capilla Ardiente.

El 15 de Agosto de 1988, fecha en que cumpliría 87 años de edad, el Caudillo es acompañado por más de 100 Mil Personas a su última morada en el Jardín de Paz, en una manifestación sin precedentes en la historia republicana.

Sin discusión alguna el Dr. Arnulfo Arias es el Estadista más grande nacido en nuestra patria., no ha nacido y dudo que nazca en nuestro terruño un prohombre de su estatura. Su obra política y de visionario habla por él.

Tengo la convicción que el Dr. Arias se encuentra en el mismo sitial de grandes Estadistas Políticos latinoamericanos como JUAN DOMINGO PERÓN, JOSÉ MARÍA VELAZCO IBARRA y VÍCTOR RAÚL HAYA DE LA TORRE, por mencionar algunos.

La historia nacional ha sido mezquina con el Dr. Arias ya que no le ha reconocido su grandeza de Estadista. Arias definitivamente fue un hombre adelantado para su época., prueba de ello es que las Instituciones y Políticas desarrollistas implantadas por él aún siguen vigentes en pleno Siglo 21.

Políticas e Instituciones que tenían como objetivo proteger a las clases sociales más desposeídas de la Nación y hacer de este País: UN PANAMÁ MEJOR.

Decía Emerson que “Solo los que construyen sobre ideas construyen para la eternidad”. El Dr. Arnulfo Arias está en ese lugar privilegiado de mortales que vivirán para siempre., su ideal nunca morirá, nunca se extinguirá, porque vivirá por siempre en la Historia Latinoamericana y Nacional. ¡VOLVEREMOS! …..

EL PANAMEÑISMO RESISTIRÁ VICTORIOSO, PORQUE SU DOCTRINA ES LA EXPRESIÓN AUTÉNTICA DE LA NACIONALIDAD PANAMEÑA. Y AUNQUE DESAPAREZCA EL LÍDER DE HOY, Y AUNQUE CAIGAN LOS LIDERES DEL MAÑANA, EL PANAMEÑISMO CONTINUARÁ CRECIENDO INCONTRASTABLEMENTE, MIENTRAS EXISTAN PATRIOTAS PANAMEÑOS CON DERECHO A INFLUIR EN LA VIDA POLÍTICA DE LA PATRIA, PORQUE EL PANAMEÑISMO VIVE EN LA DEMOCRACIA”.
Dr. Arnulfo Arias Madrid- 1940.

A MÍ PERSONALMENTE NO ME INTERESA OCUPAR OTRA VEZ LA PRESIDENCIA. YA LA HE OCUPADO TRES VECES, Y ES DEMASIADO HONOR SOBRE MIS HOMBROS. DESEAMOS QUE USTEDES JÓVENES OCUPEN NUESTROS PUESTOS Y SIGAN ADELANTE CON ESTA OBRA GRANDIOSA DE UN PANAMÁ GRANDE Y MEJOR”.
Dr. Arnulfo Arias Madrid, Ocú – 1980.

Nota Importante: Todos los comentarios vertidos libremente en cada uno de los artículos publicados en este sitio web, por los visitantes, no son responsabilidad de TuPolitica.Com. TuPolitica.Com es un medio libre de expresión para todas las diferentes tendencias políticas que tengan a bien expresarse en Panamá. Es por eso que este es un medio libre y bajo ninguna circunstancia se debe entender que los comentarios publicados por los visitantes en cada uno de los artículos en este medio, son responsabilidad de TuPolitica.Com o de sus anunciantes. De igual forma los artículos de Opinión, son responsabilidad única y exclusiva de sus autores. Para consultas: info@tupolitica.com. Copyright © 2007-2020 Tupolitica.com