Connect with us

Featured

Informe a la nación por parte del Señor Presidente de la República, Ricardo Martinelli.

Este es mi última rendición de cuentas a la nación panameña, del período presidencial que inicié en el año 2009, cuando el pueblo me eligió presidente de Panamá.

Todavía tengo fresco en mi memoria ese primero de julio, cuando asumí mi mandato frente a todos ustedes, lleno de retos, esperanzas y promesas por cumplir.

La costumbre siempre había sido que el pueblo trabajara para los empresarios.
Esta vez un empresario llegó a trabajar para el pueblo.

En mi discurso inaugural les dije que tendríamos que enfrentar la peor crisis económica, desde la gran depresión de los años 30.

También les dije que nosotros podemos hacer cualquier cosa que soñemos y los invité a que soñáramos en grande.

Que “unidos nada es imposible. Unidos no hay nada que no podamos lograr”.

El tiempo ha pasado en un abrir y cerrar de ojos.

Y aunque nos parezca corto, en ese tiempo no solo enfrentamos esa terrible crisis, sino que a pesar de ella, hemos cumplido las promesas al pueblo panameño.

Hoy hay menos pobreza, mejor educación y salarios más altos.

Contra todo pronóstico, hoy tenemos pleno empleo, más seguridad y mejor salud.

Hoy los panameños somos más felices y estamos orgullosos de lo que juntos hemos logrado en tan poco tiempo.

Ya nadie nos puede venir con el “cuentito” de que NO SE PUEDE, ES IMPOSIBLE, o NO HAY.

Porque ya sabemos que unidos nada es imposible.

Ser el país con mayor crecimiento de todo el continente era imposible y lo somos.

Convertirnos en el país más competitivo de Latinoamérica en turismo era imposible y lo logramos.

Tener un metro era imposible y lo tenemos.

Lo que debe ser un imposible y no debemos permitir, es retroceder.

Los tiempos de sentirnos pequeños e impotentes quedaron atrás.

Gracias al esfuerzo de todos, este pequeño gran país es un modelo que el mundo admira y quiere copiar.

Los panameños hemos pasado de ser actores secundarios a protagonistas de nuestro destino. Hoy somos los líderes de la región y marcamos el paso que otros siguen.

Ya no somos plenamente dependientes de lo que pasa fuera de nuestras fronteras, sino que creamos condiciones propias y compartimos ese liderazgo con nuestros socios estratégicos.

Eso es parte de nuestra nueva identidad.

Veo un orgullo y nacionalismo renovado porque ahora, como nación influimos, somos tomados en cuenta y jugamos un papel clave en la toma de decisiones internacionales.

Logramos grandes cosas en poco tiempo, porque pusimos manos a la obra, desde el día uno.

Parece que fue ayer ese primer Consejo de Gabinete en Las Garzas de Pacora donde aprobamos los 100 a los 70, que gracias a esta Honorable Asamblea, hoy es ley de la República y 120 a los 70.

Los aumentos al salario mínimo que desde hoy es el más alto de Latinoamérica.

Si tengo que resumir mi presidencia en una sola palabra, ésta palabra describiría mi GRAN PROMESA CUMPLIDA: CAMBIO

Este ha sido mi reto más grande y lo que ha marcado el antes y el después de mi existencia.

La idea del cambio que algunos llamaron locura pero que el pueblo apoyó, fue tomando forma a pesar de los pesimistas y de los que estaban acostumbrados a repetir la palabra IMPOSIBLE.

Como lo he hecho en mi vida ante la adversidad, puse todas mis fuerzas, toda mi energía en este, nuestro proyecto país.

Pero déjenme decirles que nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo del pueblo panameño.

Tres millones de cabezas piensan más que una, seis millones de manos producen más que dos.

Solo faltaba que creyéramos en nosotros mismos y en nuestra capacidad de cambiar el país.

Unidos nada es imposible.

Querer cambiar el país no fue un capricho ni una decisión política para tratar de ganar una elección.

Fue producto de años caminando, barrio por barrio, circuito por circuito, provincia por provincia, viendo el potencial que teníamos como país, pero escuchando de boca de los panameños, el abandono y estancamiento en el que estábamos.

Por años las respuestas cosméticas y superficiales a los problemas de la población, era la manera de administrar un país que necesitaba cambios económicos y sociales profundos.

En pleno siglo XXI, era indispensable iniciar una transformación en salud, vivienda, educación y transporte; dar soluciones permanentes a los problemas de agua potable, seguridad e infraestructura; y crear los subsidios necesarios para los más vulnerables.

En mis recorridos veía la frustración, decepción y peor aún, el resentimiento de la gente.
Por eso lo importante no era caminar por caminar, sino vivir en carne propia el dolor del pueblo, experimentar un poco sus necesidades y entenderlas.

Entonces decidí caminar en los zapatos del pueblo.

El primero de julio de 2009, cuando asumí la Presidencia de la República, muchos de ustedes me vieron con la banda presidencial y un elegante traje para la ocasión.

Lo que nadie vio es que todavía tenía los zapatos del pueblo bien puestos, porque decidí continuar caminando con ellos durante los cinco años de mi mandato.

Y todavía los tengo puestos.

No llegué a la presidencia para olvidarme de lo que ustedes me enseñaron ni de la razón por la que me escogieron.

Estoy aquí para dar respuesta a sus necesidades y creo que humildemente, he cumplido mi palabra.

Una cosa aprendí desde el principio: desde el palacio presidencial no se gobierna. Si quieres que tu gobierno trabaje y produzca, debes estar en la calle y predicar con el ejemplo.

Empujando, ayudando y exigiéndole a los ministros, administradores y directores, vi como las promesas de campaña se fueron cristalizando. Carreteras, MINSA CAPSI, escuelas, viviendas, becas, subsidios, tratados internacionales, agua, salarios, estadios y muchísimas obras más.

Quiero compartir con ustedes algunas de esas obras y labor social que hemos logrado juntos.

OBRAS PÚBLICAS:

En Panamá hicimos una transformación total de la red vial: Transístmica, Vía Israel, Ricardo J. Alfaro, Calle 50, Casco Viejo, Tocumen, Caminos y puentes en Panamá Este y Oeste, la Domingo Díaz, ampliaciones en el Corredor norte y Cinta Costera con amplios espacios públicos para la familia panameña.

El Corredor completo en Colón, los estadios Julio Dely Valdés y el Maracaná, además de cientos de kilómetros de puentes y carreteras a lo largo y ancho de todo el país, con una inversión total de 4,500 millones de Balboas.

Jimmito: Gracias a ti y a los funcionarios de tu Ministerio por el gran esfuerzo y dedicación en darle a los panameños tantas obras en tan poco tiempo.

EDUCACIÓN:

Transformar la Educación ha sido uno de mis imperdonables.

Elevar la calidad de nuestro sistema educativo es esencial para el buen desarrollo de la juventud.

Invertir en la educación de hoy es asegurar un mejor mañana.

La Beca Universal bajó la deserción escolar a niveles históricos. También es una ayuda a los padres que luchan, día a día, por mandar a sus hijos a la escuela.

Mochilas, Libros, Útiles, Bonos y Laptops gratis.

Construcción de Escuelas a Nivel Nacional

Reparaciones mayores y menores de 1,024 escuelas en todo el país.

La inversión total para la educación, contando la Beca Universal es de 4,000 millones de Balboas.
Otra cifra récord que demuestra el cumplimiento de un gran compromiso que hice con la juventud, que empezó antes de cualquier campaña, con la creación de la Fundación Ricardo Martinelli.

Este gran esfuerzo humano y de inversión ha puesto en movimiento la rueda de la transformación curricular.

Iniciar este cambio no fue fácil. No dejemos que esta rueda se vuelva a detener. Sería un enorme desperdicio de voluntad nacional e inversión social.

Lucy: tuviste la inteligencia, la paciencia y sensibilidad de convencer a quienes se oponían al cambio, que la juventud es primero.

Hiciste un movimiento con la gran mayoría de los maestros y profesores del país que tuvieron la voluntad de ejecutar mi visión de cambio en la educación. El futuro está en deuda con ustedes.

Unidos nada es imposible.

SALUD:

Sentirnos bien es fundamental para el ánimo general y la productividad del país. Por eso es obligación del Estado cuidar de sus ciudadanos y brindar salud a todos los panameños.

No quiero abrumarlos con datos, pero sí quiero repasar algunos logros que hemos alcanzado en salud durante esta administración:

Son: 5 hospitales, 22 MINSA-CAPSI a nivel nacional

El año pasado entregamos los MINSA-CAPSI de Changuinola, Ocú y Pesé

Están por inaugurar Las Tablas, Volcán, Dolega, Torti, El Coco El Tigre de los Amarillos, La Villa, Cuipo, Burunga, Pedasí, La Mata Macaracas

La Caja de Seguro Social también ha mejorado los servicios a través de una transformación vertical de sus sistemas de infraestructura de salud de atención primaria y hospitalaria, mejoras, equipamiento y complementos de instalaciones de salud, tecnología, informática y comunicaciones, programas integrales de salud, servicios a los asegurados y colaboradores, instalaciones recreativas, más médicos especialistas para todo Panamá.

Pero su obra emblema es la construcción de la CIUDAD HOSPITALARIA

Una de mis convicciones y la cual me animó a trabajar como lo estamos haciendo, es que en Panamá no pueden existir ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda.

Trabajamos, con firmeza y diálogo para que los sectores más alejados de nuestro país pudiesen tener acceso a mejor salud, para que haya pediatras que atiendan a nuestros niños en todas las regiones, para que los cardiólogos no estén solo en los grandes centros urbanos, para que los ginecólogos atiendan a las mujeres, vivan donde vivan.

Sé que pasamos momentos difíciles con algunos gremios de la salud, pero al final nos dimos la mano en el cumplimiento de nuestro firme principio de que los intereses del pueblo que necesita salud, son primero.

Unidos nada es imposible.

Agua también es salud.

Yo he visto gente que cuando se les va el agua por unas horas piensan que el mundo se les viene encima y nunca se han puesto a pensar hay personas que nunca han tenido agua potable en sus casas.

Este ha sido uno de mis imperdonables más importantes y el que empujo con más fuerza.

En el 2013 llegamos al 91 % de la población con cobertura de agua potable en Panamá. Para Julio de este año tendremos un 93,5 % de la población con agua 24/7. Y lo más importante, dejamos todo listo para que el próximo gobierno llegue al 100 % sin tener que hacer el esfuerzo y sacrificio que nos tocó hacer a nosotros que heredamos un sistema que era antiguo y no funcionaba por falta de inversión y mantenimiento durante décadas.

Menciono algunos como la Construcción de 4 líneas de conducción de distribución de agua en la capital y mejoría en los sistemas de abastecimiento de San Miguelito y Pedregal.

Solo en Panamá vamos a beneficiar a 670 mil personas que tendrán agua día y noche.

Proyectos de construcción, ampliación y rehabilitación de plantas potabilizadoras en todo el país. Proyecto de Construcción de Acueductos rurales en 1,478 comunidades, estos proyectos benefician cerca de 500 mil personas. De estas, más de 68 mil vivían sin agua potable o abastecimiento constante.

En estos 5 años habremos invertido en salud a nivel nacional 3,500 millones de Balboas.

Al Ministro Javier Díaz y al Director Billy Sáez Llorens les digo que ustedes y los miles de funcionarios de la medicina, han llevado la salud de los panameños a otro nivel. Cuando todo el sistema esté terminado y funcionando, tendremos el mejor servicio de salud de América Latina y uno de los mejores del mundo.

SEGURIDAD:

Uno de los retos más grandes de este gobierno ha sido la lucha contra la gran enfermedad social que es el crimen. Sobre todo contra las bandas y el narcotráfico.

Nunca entendí durante la campaña cómo un Estado podía rendirse, entregarse y dejar que esto escalara hasta llegar a los niveles de inseguridad más altos de nuestra historia.

Eso fue lo que encontramos cuando llegamos al gobierno. Unos estamentos de seguridad desmotivados, mal pagados y sin las herramientas necesarias para luchar contra la delincuencia.

Lo primero que hicimos fue tratar de controlar la escalada delincuencial. Así nació el proyecto de Proteger y Servir que ha dado tan buenos resultados. Mejores salarios, entrenamiento, equipamiento y motivación.

Con una Fuerza Pública totalmente renovada, en estos 4 años hemos podido bajar la tasa de homicidios en más el 30%, llegando a 16 cada 100 mil habitantes.

Pero no bajamos la guardia; estamos librando, día a día, una ardua batalla contra el crimen, local e internacional.

Cuando llegamos al gobierno había solo 2 helicópteros funcionando, ahora tenemos 18.
Este año le fueron asignados seis nuevos helicópteros y estamos concluyendo la instalación de 18

radares a todo lo largo y ancho de la geografía nacional, lo que impedirá el ingreso a nuestro territorio de los vuelos clandestinos y tránsito de embarcaciones con drogas que realiza el Crimen Organizado.

Hemos inaugurado más de 80 estaciones policías en todo el país y en el primer semestre de 2014 ascenderán a 144.

Para darle protección a la familia panameña hemos invertido en seguridad más de 2,000 millones de Balboas, modernizando nuestras fuerzas contra el crimen.

Vamos a patrullar más las calles, mejorar cada día más la relación policía-ciudadano y fortalecer la capacitación continua de nuestras fuerzas para brindar más seguridad a la comunidad.

Ustedes me eligieron para enfrentar los problemas y darles soluciones integrales. No soy de colgar los guantes a mitad de camino ni dejarme intimidar, por eso nuestra lucha contra el hampa es frontal.

Gracias a todos estos esfuerzos, ya está funcionando el sistema Global Entry, tras la negociación y firma de un convenio entre Panamá y Estados Unidos que permite a viajeros de bajo riesgo aligerar trámites migratorios y aduanales en muchos aeropuertos de Estados Unidos.

Esta ha sido una gestión titánica, difícil y peligrosa. JR. Mulino tuvo la valentía de aceptar este Ministerio, transformándolo desde las raíces y enfrentándose con sus estamentos de seguridad a los maleantes.

Debo destacar el excelente trabajo realizado por el Servicio Nacional de Fronteras, el Servicio Nacional Aero Naval, La Policía Nacional, el Servicio Nacional de Migración, el SPI y a todas las fuerzas de seguridad.

En especial al Ministro Mulino y a los 4 jefes de los Estamentos de Seguridad que todos los días arriesgan sus vidas por su país.

VIVIENDA:

Nada cambia si alguien no da el primer paso.

La primera piedra en el gran cambio integral de vivienda decidí que fuera en Curundú.

Este proyecto de inclusión social le da vida a la famosa frase “renovación humana empieza con renovación urbana”.

Los niveles de delincuencia en Curundú bajaron casi a cero y la vida de los curundueños dio un giro de 180 grados.

Podemos decir que gracias a esta promesa cumplida, hemos recuperado un barrio que todos daban por perdido.

Yo siempre creí en la gente de Curundú, porque cuando caminé en sus zapatos entendí que lo único que ellos necesitaban era que alguien les diera una oportunidad.

Cuando hay voluntad y un pueblo que no se rinde, unidos nada es imposible.

El mejor ejemplo es Curundú.

Además, a nivel nacional para las diferentes formas de soluciones de vivienda y el fondo solidario, hemos invertido más de 300 millones de Balboas.

 

Otra promesa que les hice fue la titulación gratuita de los derechos posesorios en todo el país. Titular la tierra es la mejor manera de distribución de riqueza a los panameños, les da seguridad jurídica y los convierte en sujetos de crédito.

Hemos entregado más de 70,000 títulos de propiedad de manera gratuita y antes que se acabe el gobierno habremos alcanzado la meta de entregar 80,000.

La Ministra Yasmina Pimentel entiende las necesidades de los panameños, porque viene de los Cerros de San Miguelito. Yo la vi superarse, con su propio esfuerzo y dedicación esta joven mujer luchadora, fue tomada en cuenta para llevar a cabo los cambios que estamos viviendo en nuestro país. Saludos a todos en el MIVI.

DESARROLLO SOCIAL:

Como hombre de negocios siempre pensé que la responsabilidad social empresarial era una decisión muy particular de cada empresa.

Pero en mi caminar por las calles y los campos de este hermoso país, entendí que ayudar a los que menos tienen no es una opción ni es algo que debe quedar al criterio de los que gobiernan.

Es una obligación del Estado.

Por eso despolitizar los programas sociales fue el comienzo de una verdadera distribución equitativa de los recursos, que por primera vez le llegan a todos, sin importar su ideología política o partidaria.

Programas como 120 a los 70, la ampliación de la Red de Oportunidades y el Ángel Guardián han cambiado la vida de miles de panameños que habían perdido la esperanza de tener una vida mejor, porque otros gobiernos los tenían olvidados.

De manera humilde y silenciosa, sin hacer alarde de su sensibilidad social y don de gente, el Ministro Ferrufino llega a los lugares más recónditos y apartados del país para entregar estas anheladas ayudas.

Ferru: por ahí anda alguien que colgó los guantes a medio camino, jactándose de lo que nunca hizo.
Pero tú sabes que las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas
Sigue echando pa’lante y ayudando al pueblo junto con todos los funcionarios del MIDES.

TRABAJO:

El 2013 quedará marcado por un nuevo aumento del salario mínimo que otorgamos a los que menos ganan.

Nunca descuidamos a los que menos tienen, ustedes ya escucharon todo lo que hicimos para desarrollar una justicia social verdadera, profunda y universal.

Me hubiese gustado que el salario mínimo se defina en la mesa de diálogo, pero esto no fue posible. Por ello tomamos la decisión, como lo hicimos en dos veces anteriores, de que el resultado del crecimiento llegue a quienes menos tienen y aumentamos el salario mínimo. Esto es hacer justicia con los trabajadores, que merecen tener una vida mejor en una economía próspera.

Como siempre que se aumenta el salario, hay muchos que reclaman y predicen catástrofes como estancamiento económico y despidos masivos.

Esto es porque no pagan o no les gusta pagar el salario mínimo, o porque no quieren que los sectores populares tengan mayores ingresos.

Las dos veces que hemos subido el salario mínimo, lejos de haber desempleo y crisis financiera, ha sucedido lo contrario, la economía y el empleo han crecido.

En ambos casos están errados si creen que con estas críticas y presiones van a cambiar las decisiones de mi gobierno.

Los empresarios pueden estar tranquilos. Yo sé bien que las empresas ganan dinero en este país y eso es muy bueno.

Yo soy empresario. Nuestro gobierno nunca ha actuado contra la libre empresa y contra las ganancias, porque queremos que haya reinversión y crecimiento.

Mi visión es simple, no quiero acabar con la riqueza, quiero acabar con la pobreza.

Por eso la inversión social más alta de la historia, el salario mínimo más alto de la región, el pleno empleo, los créditos con tasa subsidiadas, los subsidios de los servicios públicos y tantas acciones que hemos destinado a los sectores populares, son ni más ni menos que darle al pueblo lo que por años les fue negado y que siempre fue su derecho.

La gestión del Ministerio de Trabajo ha sido sobresaliente. La paz obrero patronal ha reinado en estos años, por el espíritu conciliador de sus funcionarios.

Felicidades a nuestra Ministra MUCH HOT, mi gran amiga Alma Cortés

GOBIERNO:

Este año hemos avanzado, en el cumplimiento de la legislación internacional sobre el servicio penitenciario.

Nos hemos enfocado en la resocialización para que los centros penitenciarios de máxima seguridad, sean un lugar donde los procesados y condenados sean resocializados mientras cumplen sus penas.

No podemos permitir que de las cárceles salgan personas que empeoraron su condición y que naturalmente serán reincidentes.

Están en construcción el Complejo Penitenciario en la Provincia de Chiriquí y el Complejo Penitenciario La Nueva Joya.

La creación del viceministerio indígena es un gran paso en el ejercicio de la plena integración y mejoramiento de las comunidades originarias, garantizando el cumplimiento de los derechos consagrados en la Constitución Nacional.

La inversión total de este ministerio es de 350 millones de Balboas.

Al Ministro Ricky Fábrega y su equipo de trabajo, mis respetos. Siempre enfrentando los retos con mente positiva y conciliadora.

TRANSPORTE:

Yo estaba convencido de que había que hacer un cambio profundo en el transporte. Sacar los diablos rojos y meter un sistema de buses moderno, seguro y confiable.

Me habían advertido que este proceso de cambio era complejo y que el costo político de hacer este cambio podía ser enorme, pero eso no me importó.

Lo que nunca imaginé es que iba a ser tan largo, difícil y frustrante.

Los expertos aseguran que es la etapa normal de ajustes y que, poco a poco el sistema será eficiente y la gente sentirá la diferencia en su calidad de vida.

Les confieso que a veces veo la dificultad en la implementación del metro bus, las constantes quejas con las paradas, las frecuencias, recargas y pienso, Dios mío, ¿por qué me metí en esto?

La respuesta es sencilla: por las tragedias de La Cresta y Las Garzas de Pacora.

Dos diablos rojos que cobraron la vida de 42 humildes panameños, tiñendo de luto a todo el país.
Recuerdo que el primero de esos accidentes fue un día después del referendo donde se aprobó la ampliación del canal, el 23 de octubre de 2006. De la alegría a la tristeza total.

El segundo un mes y medio después de empezar este gobierno, el 14 de agosto de 2009.
Quienes fallecieron iban o venían confiados e inocentes, tenían sueños y planes que les fueron arrancados para siempre.

Un sistema anacrónico de transporte les quitó la vida.

Si algún gobierno hubiera asumido este reto que parecía imposible, en vez de la muerte, estas víctimas tuvieran 10 y 5 años más de vida. Algunos quizá hubieran tenido hijos o nietos, otros terminado sus estudios, o de pronto se hubieran casado y estarían gozando de lo que hemos logrado en los últimos años.

La semana pasada TODOS habrían celebrado la navidad y el año nuevo con sus seres queridos.
Antes que llegara el Metro Bus, los diablos rojos cobraban un promedio de 50 vidas al año.

No más regatas.

No más anarquía en las calles.

No más muertos por diablos rojos

Con una inversión de 530 MILLONES de Balboas, el Metro Bus cada día está mejor y pronto será el sistema de transporte que todos soñamos, nos merecemos y esperamos por tantos años.

A Roberto Henríquez mis respetos, te has echado este proyecto al hombro, decidido a no descansar hasta que este sueño, que parecía imposible, se haga realidad.

Siempre estuve convencido que podíamos romper paradigmas, dejar de ser un país que miraba a los demás y convertirnos en un modelo regional de vanguardia.

Para muchos esto era un sueño, algo imposible, pero para mí era una consecuencia lógica del potencial, el talento y la fuerza que tenemos los panameños.

Estoy orgulloso de mi país y de mi gente, creo en cada uno de ustedes y si tenemos en nuestras manos el poder de cambiar un país, podemos construir nuestro propio destino.

Por eso es que el metro no solo es un sistema de transporte eficiente y moderno. Es la demostración que si nos proponemos algo podemos realizarlo a pesar de lo que nos digan, a pesar de las burlas y las críticas de los que nunca hicieron nada.

Tenemos el primer Metro de Centroamérica. ¿Cómo se sienten ustedes? ¡Yo me siento FELIZ!
Y uno de los más modernos del mundo, que trasportará a miles de panameños de manera rápida y segura.

La inversión total fue de más de 2,000 millones de Balboas y requirió una gran cantidad de mano de obra, es la segunda más grande después de la ampliación del canal.

Este metro está hecho con manos panameñas, sintámonos orgullos de nuestros trabajadores.

Roberto Roy, tú y todos en la Secretaria del Metro, junto con miles y miles de panameños, le dieron forma a una obra que muchos dijeron que era IMPOSIBLE

UNIDOS NADA ES IMPOSIBLE.

AGRO Y COSTO DE LA VIDA

Una de las cosas que más me impulsaron a transformar este país fue ver que la mayoría del pueblo era castigado con la peor humillación que se puede tener.

Trabajar de sol a sol todo el mes y quedarse cortos en la mesa era inmoral, antiético y lo opuesto al significado más profundo de democracia.

Democracia no es solo el derecho de las mayorías a votar una vez cada 5 años.

También es derecho a la salud, educación y al consumo.

Cuando el pueblo tiene acceso al consumo se activa la economía, se desarrollan los talentos de nuestra gente y sobre todo se dignifica a las personas que tienen la libertad de decidir qué bienes comprar con sus ingresos.

Es cierto que NO podemos controlar el precio internacional de los alimentos, su escasez y constantes aumentos.

Pero sí podemos hacer algo que ningún gobierno quiso hacer: meter más de mil millones de Balboas anuales en el bolsillo de los panameños a través de subsidios nunca antes vistos, para darles más poder de compra ante el alza internacional de los alimentos.

Aumentar el salario mínimo, que desde hoy ES EL MÁS ALTO DE LATINOAMÉRICA.

Crear programas de empleo y microempresas que nos tienen con los niveles de desempleo más bajos de nuestra historia republicana.

Crear un ambiente fértil en la economía nacional para que las empresas nacionales e internacionales inviertan, crezcan y generen cada vez más y mejores empleos.

Un pueblo que tiene trabajo y salario digno, es un pueblo que se alimenta.

Pero eso no es todo: sacamos la política de los subsidios para que llegue a todos y creamos las Jumbo Ferias y Jumbo tiendas como una medida de congelar los precios de los alimentos de la canasta básica.

El año pasado realizamos más de 2,000 Jumbo Ferias e inauguramos 140 Jumbo Tiendas a lo largo y ancho del país, que sumadas a las ya existentes dan un total de 380.

Este gran esfuerzo lo hacemos cumpliendo con la promesa de campaña de darle a los sectores más humildes, comida barata.

Durante el 2013 los panameños ahorraron más de 32 millones de Balboas comprando en estas Jumbos.

Insisto que no podemos controlar los precios internacionales, pero seguiremos ampliando este sistema y enfrentando los retos como siempre lo he hecho, dándole la cara a los problemas.

Por eso en el afán de seguir bajando el precio de los alimentos y avanzando en el cumplimiento de esta importante promesa de campaña, a partir del 15 de enero vamos a lanzar un agresivo programa de alto impacto social que beneficiará a los que más lo necesitan.

Crearemos tres nuevas Jumbo Ferias. Una en Chilibre, otra en San Carlos y otra en Don Bosco – Juan Díaz.

También vamos incrementar dramáticamente el número de las Jumbo Tiendas y ampliar el horario de atención de 8 de la mañana a 6 de la tarde, los 7 días de la semana, para que puedan comprar comida barata fuera de horas de trabajo.

Lo más importante, vamos a crear un programa de regresión de precios de 6 productos de la canasta básica a través de un subsidio especial, para que lo puedan comprar muy por debajo del precio de mercado. Esta canasta quedará así:

Arroz a 30 centavos la libra, es decir 5 libras a $1.50
El litro y medio de aceite a $2.00
La libra de lentejas a 35 centavos
La libra de espagueti a cuara
La tuna a 30 centavos
Huevo con 40% de descuento

Otros productos baratos en las Jumbos serán la Jamonilla, carnes y vegetales frescos o enlatados.
Esta regresión de precios nos hará recordar la famosa frase QUE PIFIA LOS 80’S

Para garantizar la calidad de los alimentos cosechados en la República de Panamá, la Cadena de frío es un proyecto para ayudar al productor y consumidor nacional.

Todos los centros de acopio están construidos.

Junto a los nuevos mercados de David, Panamá, La Chorrera, Colón, Chitré, Santiago y Las Tablas, estaremos alargando la vida de los productos del campo y disminuyendo la merma a la mínima expresión.

Pero lo más importante, daremos acceso directo del productor al consumidor, de pícher a cácher, disminuyendo el precio de la comida producida en Panamá, SIN PRIVATIZACIONES.

Por acciones como estas y muchas otras más, la FAO nos ha reconocido como uno de los países del mundo que más ha reducido la pobreza.

El sector agropecuario panameño es de vital importancia para lograr la seguridad alimentaria, el autoabastecimiento de los alimentos con mayor demanda y mejorar los precios de la canasta básica.
Por eso la Ley de trazabilidad permitirá tener mayor control y elevar los estándares de seguridad pecuaria. Este es un programa que cubrirá el total de las explotaciones ganaderas, y un gran paso para la competitividad del sector.

Otra de nuestras leyes está destinada a refinanciar deudas de los productores que no pudieron cumplir sus obligaciones por cuestiones climáticas, de mercados o comercialización. Es un acto de justicia y apoyo para que los productores vuelvan a tener acceso a crédito, es decir, borrón y cuenta nueva.

Para incentivar la producción de granos vamos a poner en marcha un programa que permita crear capacidades y aumentar la productividad de los principales cultivos y a corto plazo, aumentar el número de hectáreas sembradas y recuperar zonas de cultivo a través de la tecnología y la agricultura de precisión.

Otro programa es la Ley de Incentivo a la Producción, único en el país y genera dos tipos de incentivos: uno de 30 meses para proyectos de inversión agropecuaria y Certificados de Fomentos a la producción para el reconocimiento de algunos costos de producción.

Modificación al impuesto FECI para asegurar que los recursos sean suficientes para los programas de incentivo al sector agropecuario. Esto implica que 40 millones de Balboas ingresen al MIDA para promoción de los programas. Y se estima que para 2015 podríamos superar los 60 millones.

Con estas medidas y muchas otras medidas se van a beneficiar miles de productores, llegando con beneficios a 58.000 hectáreas e incorporando 10.100 hectáreas nuevas a la producción nacional. En total serán beneficiando 7,500 productores agrarios y el 100 % de los productores pecuarios.

A Oscar Osorio y todo el Ministerio le ha tocado una doble labor, meterle la mano a un campo olvidado por décadas, y junto con Julio Ábrego y su equipo crear las Jumbos para darle comida barata al pueblo.

TURISMO

Lo que ha pasado con el turismo en estos 4 años y medio nunca lo había visto antes.
Extranjeros de todas partes del mundo, caminando, comiendo y disfrutando en los sitios turísticos de todo el país.

Las mejores revistas internacionales nos ponen como lugar favorito del mundo para visitar.
Solo la semana pasada CNN puso al Canal de Panamá como mejor destino del mundo para visitar en el 2014.

Nuestros atractivos turísticos, las campañas de promoción internacional, el seguro al turista, la promoción ATLAPA gratis, nuevos vuelos directos de España, Francia y próximamente Portugal y Alemania, la construcción de un centro de convenciones de clase mundial, nuestra nueva marca país, la construcción de la carretera Cuango – Santa Isabel y la participación en ferias internacionales, nos han convertido en uno de los lugares más atractivos del planeta.

Y las cifras hablan por sí solas: acabamos de superar los 2, 250,000 visitantes con un aporte anual al PIB de casi 3,500 MILLONES de Balboas, sin transporte aéreo que suman otros 1,200 MILLONES.
La construcción por parte de Aeronáutica civil, de nuevos aeropuertos internacionales en Colón, David y Rio Hato, harán que cada vez más turistas vayan directo al interior del país para una mejor distribución de las riquezas.

Panamá tiene una cara sonriente y una alegría que contagia al mundo entero.

Salosh. No sé cómo lo hacen en la ATP, pero por donde voy veo un turista y eso me gusta.

RELACIONES EXTERIORES

Ha sido un año de gran actividad en Panamá, como la cumbre Iberoamericana donde los panameños nos lucimos.

Como les dije, Panamá ha pasado a ser un actor principal en el nuevo escenario mundial y hemos actuado a la altura de esas circunstancias, para mantener nuestro lugar de privilegio, respetando y siendo respetados por la comunidad internacional.

Nuevamente Panamá demostró su capacidad de diálogo, de diplomacia y de una constante búsqueda de soluciones pacíficas pero también de la férrea defensa de nuestro territorio nacional, de nuestro aire y de nuestras aguas.

Nuestro Canciller Núñez Fábrega está comprometido para que Panamá siga brillando en el extranjero.

ECONOMIA Y FINANZAS:

Nadie se explica cómo en medio de una crisis económica mundial, hayamos tenido los niveles de crecimiento económicos más altos de todo el continente y del mundo.

La explicación está en la clase de país y gobierno que somos.

Manejamos las finanzas públicas generando confianza nacional e internacional.

Siendo fiscalmente más justos, le bajamos los impuestos a la clase media, cobrándole más impuestos a los sectores económicamente más fuertes.

Bajamos la pobreza de 38 a 25 % y la pobreza extrema de 17 a 10 % y para el 2014 serán aún más bajos.

Un país de puertas abiertas pero con responsabilidad

Hemos presentando en esta Honorable Asamblea anteproyectos de leyes que generan confianza global y que ustedes han convertido en Leyes de la República.

Con la firma de tratados de Doble Tributación, de Información Tributaria y la inmovilización de acciones, ya no somos considerados paraíso fiscal.

Creamos el Fondo de Ahorro Nacional para tener los períodos de turbulencia que pueden venir en el futuro.

Somos el país que más va crecer más en América Latina en los próximos 5 años según el Fondo Monetario Internacional.

El BID, el Banco Mundial y la CEPAL dicen que somos el modelo a seguir en Latinoamérica.

Logramos tener por primera vez grado de inversión, por parte de las más exigentes calificadoras de riesgos internacionales, mejorado en dos ocasiones.

La palabra competitividad no estaba en nuestro diccionario y hoy somos el segundo país más competitivo en América Latina, escalando 19 posiciones durante este gobierno.

En una nota personal, más de 130 mil funcionarios y exfuncionarios cobraron el pasado 15 de diciembre los décimos atrasados que se les adeudaban de los años 1989, 1990 y 1991, que ningún gobierno les había honrado.

Frank, muchos dudaron que ibas a poder manejar este potro. Lo manejaste como los grandes.

COMERCIO:

Debo decir con gran orgullo que en 2013 hemos pasado la meta de 100 empresas multinacionales que apuestan a Panamá, que confían en nosotros y que generan empleos para nuestros ciudadanos. 4 veces más que cuando llegamos al gobierno.

Esto no es producto de la casualidad. Se debe a que tenemos un sistema económico sólido y confiable. Se debe a que en Panamá existen reglas de juegos claras, seguridad jurídica, una división de poderes y un ministerio de comercio que trabaja de forma seria, eficiente y responsable.

La firma de los tratados de libre comercio con varios países del mundo nos ha abierto las puertas del comercio mundial y estamos compitiendo en igualdad de condiciones en un mundo plenamente globalizado.

Los Panama Invest han tenido un efecto significativo en nuestra economía y el año pasado llegamos a los 4,000 millones de dólares de inversión extranjera directa, más que el doble que cuando empezamos el gobierno del cambio

A nuestro Ministro Ricardo le mando mis más sinceros deseos de una pronta y completa recuperación.

Quise dejar de último A NUESTRA PRIMERA DAMA, MARTA LINARES DE MARTINELLI

Quiero destacar el éxito del programa de Desarrollo Infantil Temprano, uno de los avances más significativos es el relacionado a la construcción y remozamiento de 15 de 47 salas de estimulación temprana que se prevé poner en ejecución en los centros de salud, a nivel nacional.

Estos salas cuentan con personal capacitado para recibir al bebe días después de nacido para su estimulación, lo mismo que capacitar a la madre y al padre para que continúe la tarea desde casa.
Se ha desarrollado el Anteproyecto de Ley de Primera Infancia, el cual busca que este rubro de atención se mantenga como política de Estado. Espero que esta Honorable Asamblea apruebe este proyecto tan valioso para nuestros niños panameños.

El programa de Huertos se ha fortalecido en estos años de gestión. Su misión, beneficiar a miles de familias con insumos y capacitaciones, con lo cual se busca convertirlos en hombres y mujeres capaces de producir su propio alimento, asegurando bienestar para sus familias y comunidad.

A la fecha, el Despacho de la Primera Dama ha entregado un total de 7,547 huertos a nivel nacional y en conjunto con otras instituciones del Estado hacen un total de 28,506 huertos que han aliviado la crisis nutricional en las áreas más necesitadas.

Amor sobre rueda: Esta clínica móvil se encuentra operativa los 365 días del año recorriendo el país en jornadas gratuitas de exámenes, realizado aproximadamente unas 8,239 mamografías, 7,170 electrocardiogramas, 1,663 Papanicolaou, 996 ultrasonidos, y 100 colposcopias.

Juzgados de Familia: La primera dama logró la donación del edificio que hoy alberga la nueva sede de la Jurisdicción de Familia. Entre sus objetivos están los de optimizar los servicios que presta esta jurisdicción de familia a los cientos de usuarios del sistema de justicia. Lo más relevante de esta sede es que contará con un punto de encuentro donde los padres en litigios legales, podrán reunirse con sus hijos mediante visitas supervisadas.

El Centro Ann Sullivan atiende a más de 100 estudiantes con autismo y síndrome de down, sin costo alguno. Servicios que también se extienden al interior del país con oficinas de enlace en Chiriquí, Herrera y Los Santos.

Me enorgullece anunciarles que el pasado 5 de noviembre en la Organización de Estados, le entregó a Marta Martinelli una estatuilla en nombre de los Embajadores de cerca de 35 países que conforman el Consejo Permanente de la OEA al considerarla como persona líder, pionera e impulsadora de políticas de estado de inclusión y salvaguarda de la población infante, refiriéndose al impulso del CASPAN y de su programa insignia Desarrollo Infantil Temprano.

Marta hace un trabajo silencioso, con amor y humildad. Pero el impacto que está dejando en su camino y los corazones que está tocando con su laboriosa misión en los sectores más vulnerables de nuestro país, será uno de mis legados más grandes y por lo que seremos recordados por siempre.

Gracias, Marta, por tanto sacrificio y dedicación.

Pueblo panameño:

El tiempo pasó volando pero recorrimos un largo y productivo camino.

Trabajamos juntos, pasamos altos y bajos, pero nunca nos rendimos.

El trabajo de un presidente es de contrastes. De foros económicos e inundaciones en Colón.
De saco y corbata y ropa de trabajo. En lo personal, prefiero la camisa manga corta y el blue jean.
El que no esté dispuesto a caminar en el barro, abrazar a un enfermo, trapear casas, cargar colchones, estufas y agua para ayudar al pueblo, no tiene madera de presidente.

Junto ustedes y con nuestros aliados del Partido Molirena viví experiencias que nunca olvidaré.

Cuando la tuneladora Marta se abrió camino por debajo de la Iglesia del Carmen, sentí una emoción tan grande que empecé a brincar con los trabajadores del metro.

El día que le entregué a la señora Micaela Almanza su primer pago de 100 a los 70 en Santana y me dijo que iba a comprar muchas cosas. Ahora tiene 120 a los 70.

Cuando abrí la primera Jumbo Tienda en San Miguelito y un niño me dijo que sabía leer y me leyó el letrero que decía “Comida Barata Pa’l Pueblo”.

Y el día que inauguramos el MINSA – CAPSI en Changuinola y un señor me gritó, “nunca creí en ti y aquí estás.”

Son tantos recuerdos que todavía me erizo cuando pienso en esos momentos.

No me interesan los elogios ni las felicitaciones. Eso es pasajero. Solo quiero que el cambio continúe. Que el pueblo no retroceda ni pierda lo que ha logrado.

¿Quieren saber cuál el secreto del éxito de nuestro gobierno, con el que logramos grandes cambios en tan poco tiempo?

En realidad son dos.

El primero, TRABAJO EN EQUIPO: más de tres millones de panameños echando un país hacia delante.

Miles de trabajadores construyendo y reparando miles de escuelas para que miles de maestros cada vez mejor preparados, transfieran sus conocimientos y sabiduría a miles de estudiantes con sed de aprender.

Miles de técnicos y trabajadores que cavaron las profundidades de nuestra ciudad para construirnos el METRO, para que miles de personas tengan un transporte seguro.

Miles de médicos, enfermeras y técnicos seguirán mejorando la salud de todos, en los nuevos hospitales y MINSA CAPSI construidos por miles de trabajadores, a nivel nacional.

Miles de empresarios haciendo más dinero, pagando más impuestos y mejores salarios para que miles de panameños tengan una mejor calidad de vida.

Miles de miembros de la Fuerza Pública arriesgando sus vidas para llevarles seguridad a miles de hogares panameños, y así sucesivamente…

El segundo secreto es PONER LOS INTERESES DEL PUEBLO PRIMERO: Principio fundamental con el que se logra esta reacción en cadena que anima a todo un pueblo a unirse y trabajar, hombro a hombro y lograr la nación que hoy somos.

Siempre dije que no soy perfecto.

Poner los intereses del pueblo primero no significa ser perfecto.

Significa tomar decisiones en beneficio de la mayoría, aprender de nuestros errores, corregir el rumbo, sin orgullos soberbios y sin perder tiempo.

Lo que para los políticos tradicionales es un bonito pero vacío slogan de campaña, para nosotros ha sido nuestra Carta Magna.

Hay quienes no supieron trabajar en equipo, se excluyeron y abandonaron el proyecto del cambio.

Ellos pusieron sus intereses personales y políticos por encima de los intereses del pueblo.

Yo felicito y agradezco a nuestros aliados MOLIENA por creer en el cambio hasta el final. Por seguir trabajando en favor del pueblo inclusive en los tiempos más difíciles para lograr el Panamá que hoy tenemos.

UNIDOS NADA ES IMPOSIBLE.

En el tiempo que nos queda, debemos terminar las obras planificadas, preparar el terreno para que el próximo gobierno tenga una transición expedita y no se detenga.

Una nueva etapa se avecina, eso también trae expectativas de nuevos proyectos para los que entrarán a la vida pública y los que saldremos.

El fantasma de mi reelección que algunos inventaron, quedó atrás.

Tenemos 4 candidatos presidenciales escogidos democráticamente en las internas de sus partidos.
Otros 3 se ganaron el derecho de correr como independientes, tocando puertas y buscando firmas.
Estos procesos preelectorales son producto de enormes esfuerzos y liderazgo nacional por parte de sus candidatos y sus resultados deben ser honrados.

Por eso considero injusto, inmoral y antidemocrático exigirle a cualquier candidato que ganó ampliamente en sus primarias, que se baje y deje a la deriva a su partido y sus bases y a los demás candidatos que también ganaron por elección popular.

La época de que unos cuantos ponen y quitan presidentes ya pasó. No más acuerdos de recamaras a espaldas de los partidos y el pueblo.

Ese es un privilegio exclusivo de la mayoría de los panameños.

Yo sé que a algunos no les gusta mi estilo de gobierno.

El pueblo me eligió para gobernar en su beneficio. No en favor de unos cuantos.

A ellos les pido que, aunque les sea difícil, respeten la voluntad del pueblo.

Pero hoy no es día de política, de reclamos ni reproches.

El 9 de enero se cumplen 50 años de la gesta heróica nacionalista, donde patriotas panameños dieron sus vidas por nuestra soberanía.

Recordemos a nuestros mártires, Ascanio Arosemena, Gonzalo Antonio Crance Robles, Teófilo de la Torre Espinoza, Jacinto Palacios Cobos, Alberto Oriol Jr., Ezequiel González Meneses, Vicente Bonilla, Jorge Enrique Gill, Alberto Nicolás Constance, Víctor Iglesias, Rodolfo Benítez Sánchez, Víctor Manuel Garibaldo Figueroa, Rogelio Lara, José Del Cid, Ricardo Murgas, Rosa Landecho, Ovidio Lizardo Saldaña Armuelles, Estanislao Orobio, Maritza Alabarca, Renato Lara, Celestino Villarreta.

Ellos hicieron el máximo sacrificio por nuestra dignidad nacional y nos dieron una lección de patriotismo que los panameños JAMÁS DEBEMOS OLVIDAR.

Si hay algo de lo que estoy seguro es que, aunque sus muertes nos llenaron de luto, no dieron sus vidas en vano. Como dijo el presidente Argentino, Domingo Sarmiento: “Las ideas no se matan.”
Siendo yo apenas un estudiante de primaria, esa noticia me impactó profundamente. El principio de nuestra verdadera soberanía, nació ese 9 de enero de 1964.

Yo apenas tenía 11 años.

Por eso quiero agradecer y felicitar a esta honorable Asamblea el haber declarado el 9 de enero “DÍA DE SOBERANÍA NACIONAL” para que todos los panameños le rindamos tributo y honremos la memoria de nuestros mártires.

Como Presidente de la República, también rindo honor al “Presidente de la Dignidad” Roberto Chiari.
Gracias a ellos ayer cumplimos 14 años de ser soberanos absolutos de nuestro canal y le hemos dado una lección de trabajo, servicio y calidad al mundo.

Mi inspiración más grande para la recuperación de nuestras fronteras que estaban en manos de la guerrilla y el narcotráfico, es poder decirles a nuestros héroes lo que les digo hoy: ASCANIO: después de 50 años pueden descansar en paz porque GRACIAS A USTEDES, PANAMÁ Y LOS PANAMEÑOS SOMOS VERDADERAMENTE SOBERANOS.

En agosto el canal de Panamá cumple 100 años. Otra razón por la cual sentirnos orgullosos de los que hemos conseguido y las metas que nos quedan por alcanzar, una de ellas, concluir la ampliación del canal.

Hoy empieza un año electoral.

En 4 meses los panameños decidirán cuál será su nuevo destino y quién los conducirá por ese camino.

Algunos pesimistas vaticinan que van a ser 4 meses duros y convulsionados.

Están subestimando nuestra madurez.

El 3 de mayo de 2009 los ojos del mundo estaban puestos en Panamá.

Mientras en otros países había dudas electorales, los panameños dimos una lección de democracia.
Este 4 de mayo volveremos a dar esa lección.

Yo gané en unas elecciones democráticas, garantizadas por la independencia y transparencia del Tribunal Electoral.

No tengo duda que esta institución garantizará los resultados de las próximas elecciones con la misma independencia y transparencia que en el 2009.

Siempre he creído en la solidez del Tribunal Electoral; he apoyado su gestión como ningún presidente lo ha hecho.

Los Magistrados del Tribunal Electoral llevaban años tratando de conseguir los fondos para construir una sede monumental, digna de nuestras luchas y siempre fueron ignorados.

El gobierno del cambio consiguió los fondos, para que esta gran obra sea una realidad.
Ese majestuoso edificio, que parecía algo imposible de tener, hoy es un tributo a nuestra democracia.

Unidos nada es imposible.

Hoy se escogerá la nueva Junta Directiva de la Corte Supremo Justicia.

En un año donde habrá elecciones generales y un cambio de gobierno, lo que diga yo aquí hoy, pudiera ser malinterpretado, por lo que, con todo respeto, solo les deseo suerte y sabiduría durante su proceso interno electoral.

Pueblo panameño:

Yo sé lo que es vivir sin democracia. Lo que es perderlo todo y empezar de cero por culpa de una dictadura.

Yo creo en la democracia y aunque no me pase la vida dándome golpes de pecho, YO TAMBIÉN LUCHÉ POR ELLA.

De algo estoy seguro: quienes sean escogidos el próximo 4 de mayo, lo serán en unas elecciones transparentes, democráticas, pacíficas y seguras, como los panameños sabemos hacerlo.

Tanto el gobierno como la oposición debemos a entregarnos a la voluntad popular y reconocer los resultados dictados por el Tribunal Electoral.

Panameños y panameñas:

Quise ser presidente para cambiar este país y me pasó algo que nunca imaginé.

El país me cambió a mí.

Me enseñó a no ocultar mis sentimientos

Un hombre no es quien no llora, mientras dé la cara y no se esconda detrás de su llanto.

Un líder enfrenta, lucha y resuelve, pero también siente.

No es lo mismo prometer con la boca que cumplir con el corazón.

Esa lección magistral me la llevo conmigo para aplicarla en lo que me queda de vida.

En este largo camino recorrido, me di cuenta que no se puede hacer ninguna transformación si no hay un pensamiento de grandeza. Y una visión clara de futuro.

Este proyecto de cambio nació pensando en el pueblo, lo hicimos con el pueblo y debe continuar por el pueblo.

Por eso fui tildado de LOCO, por quienes le temían o no querían el cambio, pero mayoritariamente por los que nunca caminaron en los zapatos del pueblo.

Quien no lleva al pueblo en el corazón no entiende los sueños colectivos.

Tengo la nostalgia del que se despide y una gran alegría y satisfacción de haber trabajado junto a todos los panameños, con el cansancio y la tranquilidad de haberlo dado todo.

Si me necesitan aquí estaré, siempre cerquita del pueblo.

No dejen de soñar en grande.

Defiendan su derecho de seguir cambiando el país y de tener una vida mejor.

No dejen que nadie les quite los sueños y los logros que juntos hemos alcanzado.

Atrévanse a seguir creyendo y creciendo aunque les digan locos, que no se puede o que es IMPOSIBLE.

Recuerden que LOS LOCOS SOMOS MAS Y

¡UNIDOS NADA ES IMPOSIBLE!

Feliz año a todos

Dios Bendiga esta Patria y a los panameños.

¡Muchas Gracias!

Nota Importante: Todos los comentarios vertidos libremente en cada uno de los artículos publicados en este sitio web, por los visitantes, no son responsabilidad de TuPolitica.Com. TuPolitica.Com es un medio libre de expresión para todas las diferentes tendencias políticas que tengan a bien expresarse en Panamá. Es por eso que este es un medio libre y bajo ninguna circunstancia se debe entender que los comentarios publicados por los visitantes en cada uno de los artículos en este medio, son responsabilidad de TuPolitica.Com o de sus anunciantes. De igual forma los artículos de Opinión, son responsabilidad única y exclusiva de sus autores. Para consultas: info@tupolitica.com. Copyright © 2007-2020 Tupolitica.com